Los analistas de la firma de inversión destacan hoy como idea del día a la entidad española, que es la única del sector que permanece en su cartera modelo aunque consideran que podría seguir pagando su exposición al Reino Unido, por lo que aconsejan cautela.
 
Explican que “cuando decidimos incorporar a Banco Sabadell en nuestra cartera modelo allá por marzo, pensábamos que era una de las mejores opciones para jugar el sector mediante una de las entidades que mejor momentum de beneficios ofrecía en ese momento. También porque siempre confiamos en que Reino Unido iba a permanecer en la Unión Europea, haciendo de su exposición a la parte británica como un plus a la recomendación. Acertamos en el primer argumento pero fallamos con el segundo, una circunstancia que se ha traducido en una fortísima caída. Lo que más asusta a estos niveles es que la mala evolución de la acción frente al índice y al sector no viene tanto de su exposición a Reino Unido sino de su status de periférico, lo que realmente no son buenas noticias”.

Apuntan que “si echamos un vistazo a las revisiones de beneficios más recientes por parte del consenso todo indica que éstas puedan alcanzar el -20%. En nuestro caso hemos sido un poco más agresivos y las hemos reducido en el -30%, lo que nos lleva a tomar una posición muy escéptica en el valor”.

En su nota apuntan que tras la compra de TSB el año pasado en abril, la exposición al Reino Unido de sus resultados es de un 25%.  Por si fuera poco, recuerdan que la sede de la entidad británica está en Edimburgo  (Escocia), con lo que la situación se complica.

En lo que respecta a su situación en bolsa, apuntan en la entidad que la evolución de la acción tras el brexit ha sido muy parecida a la del resto de bancos en España. En concreto explican que "la exposición al Reino Unido no parece haber impactado en su comportamiento y eso no es positivo porque parece que todavía tendría que ser puesto en precio”.

Todo esto ha llevado a que cambien sus estimaciones de beneficio por acción y lo eleven un 2,47% este año y las han bajado un -30,7% en 2017 “como forma de reflejar el impacto en sus números el Brexit y el correspondiente deterioro que esperamos se produzca en la calidad de los activos de su lending book de Reino Unido. Bajamos además un -22,4% las estimaciones de NAV y un -43% las de intrinsic value”, dicen. Hay que recordar que en lo que va de año, las acciones de la entidad se dejan algo más de un 26%.

A pesar de estos temores, en la entidad siguen manteniendo al valor en su cartera modelo, recomiendan comprar y ven un potencial de un 24% en los próximos meses.
La imagen que dan los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión tampoco es positiva. En concreto, su puntuación es de cero, con lo que todas las métricas que miden estos indicadores indican una muy mala imagen del valor, tal y como se puede ver en el siguiente gráfico.