Barcelona ocupa el puesto 31, tras escalar cuatro posiciones, hasta situarse por encima de Madrid. La capital española se sitúa en el lugar 33 de la lista de ciudades más caras del mundo publicadas por el diario del grupo editorial británico “The Economist”. La lista está encabezada por Oslo, París, Copenhague y Londres está ocupada en sus diez primeros puestos por ocho ciudades europeas. Tokio y Osaka completan la lista. Vivir en Madrid o Barcelona es más caro que hacerlo en Luxemburgo, Los Ángeles, San Francisco, Toronto o Washington. Laura Garrido www.estrategiasdeinversión.com