Es la palabra que, al parecer, ha animado a todas las bolsas europeas al conocer la unanimidad que existe en el seno del Banco Central Europeo que, aunque no rebaja los tipos de interés, sí se muestra dispuesto a utilizar 'herramientas no convencionales' durante el mandato de Mario Draghi en el caso de que fuera necesario. El Ibex 35 cierra con unas ganancias del 1,42% hasta los 10.584 puntos finalmente. 
 
El único que parece no celebrarlo, de hecho, parece ser Wall Street que permanece con ligeras pérdidas en el día en el que Google divide en dos sus acciones en el mercado. No obstante, el S&P 500 permanece en máximos históricos cotizando sus pérdidas en los 1.888 puntos. 

En Europa, el 'catalizador', como denomina Luis Francisco Ruiz, director de Análisis de Estrategias de inversión, era y es la reunión del Banco Central Europeo en la que se ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,25% (ante el escaso margen de maniobra del organismo). Todas las miradas se centraron entonces alrededor de las palabras que pronunciara Mario Draghi y no ha defraudado. De su 'consenso' respecto a realizar todo aquello que sea necesario para evitar una vuelta atrás en Europa se podría deducir un futuro quantitative easing en la zona euro al estilo FED. (Ver: el BCE decide sobre ruptura de máximos)

Las ganancias tiñen, por lo tanto, a las principales plazas europeas. El Dax Xetra germano vuelve a rozar los máximos históricos que conquistara el pasado mes de enero en las cercanías de los 9.800 puntos. Y eso que al cierre cotiza sobre plano prácticamente, en un nivel de 9.628 puntos. 

La Bolsa de París, por su parte, se anota medio punto porcentual, a niveles de 4.450 enteros, mientras que la milanesa, con subidas muy similares a la española, se coloca a las puertas de los 22.000 puntos nuevamente. 


Ibex 35
Pisaron el freno...aunque no ha servido para apagar el optimismo.El Ibex 35, con un máximo intradía marcado en los 10.644 puntos, cierra finalmente con unas ganancias del 1,42% que le colocan en el nivel de los 10.584 enteros. 

Y la banca ha sido su gran impulsora. Con seis de las entidades a la cabeza de la tabla... tan sólo Caixabank se ha descolgado del grupo. De este modo, Bankinter se anota al cierre un 4,1% de subida, que le deja en el nivel de los 6,22 euros por acción. Del mismo modo se puede hablar de Banco Popular, al alza otro 3,9%, BBVA (+3.61%), Bankia (+2,42%); Santander (+1,9%) y del Banco Sabadell (+1,7%). 

De entre los grandes títulos, Telefónica se ha unido a la fiesta con una subida del 0,96% que le lleva hasta los 11,6 euros por acción, mientras que Repsol sube medio punto porcentual e Iberdrola, otro 0,24%. 

¿Y quién cierra en rojo?
Seis valores son los 'atrevidos' que cierra con pérdidas y vienen encabezados por Gamesa, con una caída del 1,0,5% que le lleva a los 8,19 euros por acción. Amadeus y Ebro Foods completan el trío perdedo. 


Mercado de deuda
La prima de riesgo española vuelve a ceder tres escalones en esta sesión, hasta la cota de los 162 puntos básicos. 

Por su parte, el bono español a diez años se coloca en una rentabilidad exigida del 3,22%, inferior a la de la sesión precedente.