Aunque anduvo todo el día en negativo, al cierre el selectivo español logró sobreponerse a los números rojos y cerró con un repunte del 0,11% hasta los 10.911,50 puntos. “La volatilidad –asegura Víctor Peiró, analista de Caja Madrid- ha sido enorme tanto en el índice como en los valores. Es la tónica que seguirá en los próximos días”, comenta este experto para quien las inyecciones de capital realizadas tanto por el BCE como por la Fed “son positivas a corto plazo porque dan cierta tranquilidad al mercado”. Sin embargo, dice Peiró “no es la solución a los problemas de fondo como el enfriamiento económico y la caída en la valoración de muchos activos bancarios”.
Avances del Ibex 35 en una jornada en la que los inversores permanecen atentos a lo que pueda decidir esta tarde la Reserva Federal en materia de tipos de interés. “Nosotros pensamos que sí puede ser factible que la Fed recorte 50 puntos básicos los tipos de interés. Además, las condiciones del mercado han variado y no sólo por el tema de la crisis financiera sino porque el petróleo está cayendo y hay menos miedo a la inflación”, asegura el experto financiero de Caja Madrid. Una crisis financiera que se ha llevado por delante la cotización de varias entidades europeas aunque hoy los dos grandes colosos de nuestro parqué, Santander y BBVA, han resistido el envite y han cerrado en positivo aunque con tímidas ganancias. “En estos momentos –asegura Víctor Peiró- cualquier entidad financiera presentará una volatilidad enorme en cuanto empiecen a aparecer noticias. Es cierto –dice el experto- que los bancos españoles no tienen exposición a la crisis, pero debido a que todavía hay riesgo de que otras entidades globales vayan declarando problemas de liquidez, los inversores estarán el sector con los ojos puestos, por un lado, en los precios tan baratos pero también en los riesgos que hay”. En conclusión, dice este experto, “va a haber volatilidad, pero como opción a medio plazo son muy interesantes”. Y es que, la exposición de los bancos españoles a la crisis es “mínima” dice Peiró que añade, “los bancos españoles están en mercado en los que el crecimiento de la actividad normal ha sido positivo. Es decir, su crecimiento en el mercado hipotecario así como en Latinoamérica y las nuevas entradas en otros países les han permitido crecer en las actividades más tradicionales”. Sin abandonar el sector bancario, Popular fue noticia hoy repuntó casi un 6% en medio de rumores de una posible fusión con Banco Pastor. Rumores a los que no da ninguna credibilidad este experto financiero “porque no tenemos ninguna información que los avale”. Para Peiró “es tan sólo una posibilidad como otra cualquiera. Es cierto –dice- que con estas turbulencias habrá fusiones y el perfil del sector tendrá que cambiar”. En cuanto a las recomendaciones, Víctor Peiró aconseja “tener caja en bastante proporción en las carteras” y destinar parte de la exposición en renta variable a “valores energéticos a pesar de que están siendo castigados” así como “en algunos valores puntuales que no están relacionados con la crisis financiera, como Indra, Técnicas Reunidas o Prosegur”.