Según el director de inversiones de Julius Baer, Burkhard Varnholt, el factor que más sorprenderá a los inversores el año que viene será el efecto del abaratamiento de los precios del petróleo en los mercados.
Según ha escrito Varnholt en un reciente artículo para sus clientes “el espectacular colapso de los precios del petróleo fue una sorpresa por su velocidad y magnitud. Si esto va a ser beneficios o, por el contrario, un lastre para el crecimiento mundial va a ser la gran sorpresa de 2015”, ha explicado el gestor.

De acuerdo con su análisis, “el abaratamiento del crudo debe actuar como "un inesperado viento de cola que impulsará a los mayores consumidores, que son obviamente los países más industrializados".

Precio del brent a un año

Fuente: Nasdaq

Con todo, en opinión del gestor de inversiones de la gestora suiza, el mejor activo en 2015 será la renta variable “simple y llanamente”, asegura. De hecho, asegura que esta vez las empresas que tirarán de la economía mundial no sólo serán los gigantes estadounidenses.

Emergentes

De acuerdo con su nota, Varnholt espera que habrá subidas de la renta variable emergente, sobre todo en China e India y algunas regiones de África. En su opinión este continente “sigue siendo el ganador silencioso de la globalización. La mayoría del continente seguirá mostrando las tasas de crecimiento más altas del mundo, aunque parte de unos niveles mucho menores, lo que explica que la evolución de África no importe tanto al mundo como debería, teniendo en cuenta sus impresionantes dinámicas", asegura.

Para la renta fija

Lo más importante, según el CIO de UBS es que la rentabilidad de los tipos a largo plazo en Estados Unidos seguirán bajos por más tiempo. “Podrían, incluso, mantenerse deprimidos hasta 2020 ya que el exceso estructural de demanda de los fondos de pensiones y aseguradoras y la represión financiera en algunos países occidentales seguirán afectándoles.” El experto afirma que este mismo argumento sirve para los bonos europeos y japoneses. “Y como el resto de divisas están indirecta o directamente relacionadas con los anteriores, hablamos de una visión global”, concreta.

Riesgos desconocidos

Para UBS los principales riesgos aún no conocidos en 2015 son en este orden: los geopolíticos, las epidemias y otros riesgos relacionados, experimentos monetarios y económicos; las devaluaciones competitivas de divisas, la histeria en los mercados financiero. Además, el experto da un tirón de orejas a los medios ya que dice que otro de los riesgos es la exacerbación de los medios de comunicación en esos ciclos, cuando se producen los problemas.