La empresa canadiense AAA Atlas, a través de su representante español Lucentum Europa, ha presentado una oferta para comprar Fórum Filatélico por entre 900 y 1.000 millones de euros, según reveló el ex presidente de la compañía Francisco Briones. Cuando se cumplen tres años de la intervención de Fórum, el 9 de mayo de 2006, el ex presidente de la empresa de bienes tangibles señaló en una entrevista con EFE que la oferta en bloque para comprar Fórum beneficiaría más a los 288.000 acreedores de la empresa que la subasta de cada uno de los activos.
La empresa radicada en Anchorage ha pedido a la administración concursal de Fórum una relación actualizada de todos los activos de Fórum Filatélico (tesorería, filatelia, cuadros, bienes muebles e inmuebles) para poder concretar su oferta, que se garantizaría con un aval corporativo.

Además, cubriría sus intereses con un "performance bond" o garantía de cumplimiento de que la operación se lleva a cabo.

La administración concursal ha advertido a la empresa de que el aval corporativo "carecería de virtualidad alguna" y también ha rechazado su pretensión de bloquear los fondos de Fórum por haberse empezado a pagar a los acreedores.

No obstante, no ha comunicado la existencia de la oferta a los acreedores, señala Briones, que critica esta actitud y afirma que la administración concursal será responsable si obtiene menos cuantía con la subasta de los activos que con la propuesta de AAA Atlas.

La administración concursal calculó en el verano de 2008 que la venta de los bienes de Fórum podría generar 954,5 millones a precio de liquidación y 1.027,5 millones a precio de mercado, unas cifras que podrían verse alteradas por el agravamiento de la crisis económica y que en cualquier caso sólo cubrirían el 25% de los 3.756,4 millones de euros que la empresa debe a los clientes.

El ex directivo de Fórum criticó que hasta el momento la actitud del Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid, que tramita la insolvenia de Fórum, y de los administradores judiciales "ha sido destruir", pese a que la Ley Concursal busca la viabilidad de las empresas en concurso de acreedores.

Lamentó que se no se admitiese la propuesta que presentó Fórum para devolver en los primeros 5 años el 55% de lo que invirtieron los clientes, distribuyendo sobre todo participaciones en fondos de inversión en sellos e inmuebles, o bien acciones de la empresa.

La compañía también esperaba pagar hasta el 100% en los siguientes cinco años si prosperaba la demanda que interpuso contra el Estado por los "daños y perjuicios" de la intervención.

Respecto a la investigación penal, Briones, imputado por estafa, blanqueo de capitales, insolvencia punible, administración desleal y delito contra Hacienda, aseguró que ha quedado acreditada la "falsedad" de las imputaciones de la Fiscalía Anticorrupción.

Afirmó que "no hay estafa piramidal porque Fórum tiene activos para pagar", a diferencia de otros casos como el de Bernard Madoff, en la que no había patrimonio de ninguna clase.

Tras defender que la actividad de Fórum era mercantil, por lo que no captaba ahorro del público, el ex presidente de la empresa también rechazó que la compañía tenga fondos en el extranjero.

"No hay dinero de Fórum en ninguna parte porque el dinero se utilizaba para pagar a los clientes", insistió Briones en relación a las decenas de comisiones rogatorias que ha enviado el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para rastrear el circuito de dinero enviado a los proveedores, claves en la presunta revalorización ficticia de la filatelia.

Ese presunto incremento irreal de los precios habría llevado a que la filatelia pudiera venderse sólo a 283,94 millones, frente a los 1.380 millones de valor que sostenían los antiguos gestores, lo que arroja un agujero patrimonial de 2.801 millones de euros, de acuerdo con los administradores concursales.

Respecto al valor de los sellos, Briones justificó que Fórum tenía que pagar más cara la filatelia porque accedía a series completas y de calidad.