El Ibex 35 resiste una jornada más a los números rojos y termina la sesión con un repunte del 0,30% hasta los 8.346 puntos. Mientras tanto, en el contexto internacional, las principales plazas bursátiles se vestían de rojo al calor de las palabras del FMI que anunciaba que los activos tóxicos de la banca podrían alcanzar los 4 billones de dólares.
Para Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes es claramente sorprendente la fortaleza que está mostrando el selectivo español estás últimas jornadas. Sobretodo, matiza, porque “estamos teniendo comportamientos en los cuales el mercado evoluciona de manera opuesta a lo que hace unas semanas, es decir, intenta bajar, pero a la mínima oportunidad, se da la vuelta el mercado”. El experto destaca lo sorprendente de este comportamiento ya que es lo opuesto a lo que están haciendo las plazas tanto “en Europa como en EE.UU. donde se está recortando más de un 2% en estos momentos”. De Blas muestra su extrañeza ante este rebote y dice que “a pesar de la subida que llevamos tan importante, parece que no hay todavía síntomas de cansancio” y vemos como “se quieren seguir aumentando los niveles del Ibex”.

En el ámbito financiero, Santander es una de las noticias del día después de fijar en 1.250 millones de euros el tamaño de una emisión de bonos sin aval del estado a dos años. El analista de Credit Agricole Mercagentes señala que este mercado de bonos “es un mercado que está tremendamente activo”. De Blas añade que “todos los días hay varios emisores europeos que sacan bonos e incluso emisiones importantes de más mil millones de euros cada una”. Matiza el experto que en lo que llevamos de año, parece que “se está marcando casi un récord” de este tipo de emisiones. Esto constata que “el mercado de crédito corporativo está bastante activo, el dinero fluye –sobretodo porque los diferenciales que se pagan, siguen siendo importantes contra la deuda pública de los Estados- y eso atrae a los inversores”.

Otro blue chips que ha sido noticia en el día de hoy era Repsol que ha declarado comercializable un yacimiento de petróleo ligero y gas en Brasil. A pesar de que “su cotización no está recogiendo de manera clara todo lo positivo que está publicando la compañía”, Jesús de Blas afirma que si le gusta la petrolera hispano-argentina como opción de inversión.  El experto cree que “en los últimos meses ha dado un cambio radical a su panorama de futuro en cuanto a reservas”. El analista de Credit Agricole Mercagentes asegura que el valor es una buena opción porque “son importantes descubrimientos, de gran volumen, en sitios diferentes” y más, si tenemos en cuenta que “el petróleo tiene que tender a recuperarse”.
Otra de las compañías del día es Telecinco tras liderar las ganancias con un repunte del 4,95%. La operadora televisiva está teniendo un buen comportamiento desde que anunciase que no tendría ningún problema en fusionarse con otro operador. Para De Blas, en este momento en el que la publicidad está cayendo tanto “lo único que queda es fusionarse” para repartir esa “tarta de publicidad” entre menos actores. En este sentido, apunta que Telecinco tiene “una buena posición”. No obstante, cree el experto que habría que tener en cuenta que aunque no sea esta compañía la que finalmente protagonice una fusión, “simplemente con que otros dos rivales se fusionen y desaparezca uno de ellos, ya beneficia de una forma indirecta al resto”.
ACS y Iberdrola también centraban la atención de los inversores después de conocerse que tras el “no” de la eléctrica a la constructora para entrar en su consejo de administración, la primera podría intentar volver a asaltar de nuevo la eléctrica incrementando su participación hasta, incluso un 20%.  Para De Blas,  “es una operación que se está alargando de una forma tremenda en el tiempo”, por lo que "apenas se refleja en la cotización que casi no se ha movido". El experto destaca que  parece que “todo el mundo se ha cansado ya de esta historia”. En este sentido, ante la insistencia de ACS por incrementar su participación en Iberdrola, el experto cree que en esta operación  "tenemos a un claro comprador pero también un grupo importante de vendedores que no verían con malos ojos que alguien se les acercara y diera precio a sus participaciones”.

En cuanto a las recomendaciones a corto plazo, a pesar de la fortaleza del rebote, De Blas insiste en la cautela, ya que advierte de que “podemos tener un susto relativamente importante”. En el momento en el que éste se produzca, asegura el experto que si “intentaría tomar posiciones en torno a 8.100 ó 8.000 puntos en el sector financiero” a la espera de ver si esos niveles aguantan.