El desánimo generalizado por unos resultados 'flojos' y la preocupación en USA ante el 'tapering' hacen que el Ibex 35 salve en último momento el nivel con un recorte del 0,84%, hasta 9.707 puntos. 

"El problema de Europa es que la campaña de resultados está siendo muy floja", reconoce José Luis Cárpatos, analista independiente y colaborador de Estrategias de Inversión. "Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que muchos analistas temen que estemos teniendo peligro de entrar en una crisis a la japonesa con crecimiento muy pequeño y deflación".(Ver: Y la deflación llegó a Europa)

La cuestión es que, por segunda jornada consecutiva esta semana, Wall Street no acompaña a Europa a la hora de decantarse por las compras y cede ligeramente coincidiendo con el cierre europeo. El Dow Jones se deja un 0,10% hasta los 15.767 puntos

Todo apunta a que el mercado está nuevamente pendiente del futuro del taperingante la comparecencia que la próxima presidenta de la FED, Janet Yellen,  realizará el jueves ante el Senado para que sus miembros confirmen su nombramiento. La sucesora de Bernanke, además, dará un discurso del que se esperan algunas líneas de su actuación.

Las principales bolsas europeas se decantan por tímidas pérdidas que rozan el medio punto porcentual en el caso de París y Milán, mientras que el Dax Xetra germano pierde cerca del 0,2%. 

Cotización diario Ibex 35 (Fuente: Estrategias de Inversión)




Ibex 35

Es, de hecho, la bolsa española la que más ha sufrido las consecuencias de las grandes pérdidas. Dos grandes pesos pesados se llevan al terreno de las ventas al Ibex 35: Repsol y Telefónica. Así, el selectivo cierra con una caída del 0,84% y salva por los pelos los 9.700 puntos, al cierrar siete enteros por encima

La petrolera ha sido el farolillo rojo de la sesión sin ceder un momento este 'honor' después de que Caixabank haya anunciado la venta de bonos canjeable por acciones de Repsol por importe de 620 millones de euros. Estos bonos vencerán en 3 años y, entonces, Caixabank podrá decidir si devuelve el dinero o lo canjea por acciones de Repsol, deshaciéndose con ello de un 2,5% del capital de la petrolera en sus manos. Actualmente la financiera tiene un 12,972% de Repsol, lo que le convierte en su mayor accionista. Repsol cierra con una caída del 3,28 % hasta los 18, 31 euros por acción

Respecto a las casas de análisis, y tras conocer esta operación corporativa, UBS sugería una estrategia neutral a un precio de 18 euros por acción sobre Repsol

Natixis, por su parte, podría encontrarse detrás de la caída de Telefónica que cierra siendo el cuarto valor más penalizado, con un recorte del 1,25 % hasta los 12,27 euros por acción. Sus analistas han revisado a la baja su precio objetivo, desde los 13 hasta los 12,4 euros por acción, en línea con los niveles con los que cerraron ayer sus títulos. En lo que va de año las acciones de Telefónica rozan el 25% de revalorización.

En medio de los dos blue chips se cuela ArcelorMittal con una caída del 2,22%. 

La banca mediana se cuela en la parte verde del Ibex 35, lo hace sin los dos grandes, y viene encabezada por Ebro Foods, con un avance del 1,06% hasta 16,61 euros por acción. 

Así, el Banco Popular, segundo del selectivo este martes, se anota un 0,65%; Bankinter, otro 0,33%, mientras que Caixabank sube un 0,27%. De este modo, BBVA es de los valores que más ceden de la sesión con una caída del 1.14%, mientras que el Banco Santander retrocede un 0,82%. 

De entre los grandes, Inditex pierde un 0,77%, mientras que Iberdrola se deja otro 0,60%. 


Mercado de deuda
La relajación de la prima de riesgo se mantiene sin cambios importantes pues hoy cae cuatro puntos básicos, hasta los 232 pb, mientras el riesgo país italiano se contraer algo menos, en 236 puntos básicos. 

El bono español a diez años es el único, junto al británico, que contrae su rentabilidad hasta el 4,11%.