La operadora presentó sus cuentas anuales en las que mostró que obtuvo unas ganancias que fueron de 2.369 millones de euros, frente a los 616 millones de euros que registró un año atrás. La compañía aumentó las principales partidas de su balance donde destaca que durante el pasado ejercicio logró reducir la deuda hasta un 1,2%.
 
Telefónica ha presentado hoy un beneficio neto subyacente de 4.038 millones de euros (+4,8% interanual). Considerando los impactos no recurrentes registrados en el ejercicio –fundamentalmente gastos de reestructuración, plusvalías y bajas de fondo de comercio-, el beneficio reportado anual se sitúa en 2.369 millones de euros.

Telefonica resultados

 
Con tasas de crecimiento orgánico que consolidan la tendencia positiva actual, las cifras publicadas hoy evidencian una posición competitiva reforzada, gracias a la infraestructura diferencial de la compañía y a la inversión acometida. La compañía ha vuelto a reportar cifras de inversión muy elevadas, de hasta 8.928 millones de euros en 2016, que ha destinado fundamentalmente al despliegue de redes ultra-rápidas. A cierre de año, Telefónica contaba con 39,2 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra y/o cable y con una cobertura de LTE del 62% (el 87% del total en Europa).
 
La calidad de la base de clientes también ha continuado su mejora en 2016, de tal forma que los ingresos han crecido el 1,3% orgánico (2,7% en el trimestre), hasta 52.036 millones de euros. Destacan especialmente los ingresos de servicio, que aceleran su crecimiento interanual trimestral al 3,7%. El OIBDA, aunque afectado por los mencionados factores extraordinarios, ha acelerado significativamente su crecimiento en el trimestre, hasta 4 veces en términos reportados con respecto al obtenido en el último trimestre de 2015, y un 9,4% más en términos orgánicos. El crecimiento orgánico del conjunto del año es del 4,7%, hasta 15.118 millones de euros. En términos subyacentes, alcanza 16.519 millones de euros.

Destaca igualmente el flujo de caja, un total de 2.055 millones de euros en el trimestre y 4.370 millones de euros en el conjunto del ejercicio (+24,4% interanual). La deuda neta, por otra parte, se reduce 998 millones de euros en el trimestre y se sitúa en 48.595 millones de euros a diciembre, de tal forma que ambos conceptos, una generación de caja sólida y el consiguiente desapalancamiento orgánico, se mantienen como pilares estratégicos de la compañía.
 
Además, Telefónica ha anunciado hoy sus objetivos para 2017 y ha confirmado la remuneración al accionista, de tal forma que el segundo tramo del dividendo 2016 (0,20€ por acción en efectivo) se pagará el segundo trimestre de 2017; y el dividendo correspondiente a 2017 (0,40€ por acción en efectivo) pagadero en el cuarto trimestre de 2017 (0,20€ por acción) y en el segundo trimestre de 2018 (0,20€ por acción).

Por otra parte, a cierre de 2016 el total de accesos de Telefónica aumenta un 1% hasta los 350 millones, y destaca por la mencionada mejora de la calidad de la base de clientes, tanto por el aumento del ingreso medio por cliente (+4,4% interanual) como por la mejora de los niveles del churn (-0,5 p.p. interanual). La creciente demanda de datos, velocidad y contenidos se refleja en el fuerte crecimiento de servicios de mayor valor, de tal forma que los clientes de LTE alcanzan 66,3 millones, con una ganancia neta trimestral del 25% interanual (1,8x frente al año anterior); los accesos de contrato y los smartphones crecen el 6% y el 17% interanual, respectivamente; los clientes de fibra y cable crecen el 24% frente a 2015; y los accesos de TV de pago alcanzan los 8,3 millones, con una penetración del 48%. 
 
Análisis de la cuenta de resultados
 
Antes de analizar en detalle la cuenta de resultados, conviene señalar que el impacto negativo derivado de la evolución de los tipos de cambio continúa mitigándose; en el cuarto trimestre la evolución de tipos de cambio resta 3,2 p.p. a la variación interanual de ingresos, -8,0 p.p. en 2016. A nivel de OIBDA, el impacto en el año es de -8,8 p.p. y su impacto negativo se reduce también significativamente en el cuarto trimestre (-94 millones de euros; -187 millones en el trimestre anterior; -885 millones en los primeros seis meses). Es importante destacar que la depreciación de las monedas tiene un impacto limitado en términos de generación de caja, ya que las depreciaciones disminuyen el pago en euros de inversiones, impuestos, intereses y minoritarios, compensando prácticamente en su totalidad el impacto negativo a nivel OIBDA en 2016.
 
En el cuarto trimestre de 2016, los cambios en el perímetro de consolidación (principalmente la venta de Telefé) reducen en 0,5 p.p. la variación interanual de los ingresos y en 2,1 p.p. la del OIBDA (+1,4 p.p. en ingresos y +1,3 p.p. en OIBDA en enero-diciembre 2016, afectados por la incorporación GVT y DTS en mayo de 2015).
 
Ingresos y gastos
 
Los ingresos ascienden a 13.721 millones de euros en octubre-diciembre y crecen un 2,7% orgánico (-1,0% en términos reportados), registrando una aceleración de 3,0 p.p., impulsado por el sólido comportamiento de los ingresos de servicio (+3,7% en el cuarto trimestre; +2,6% en enero-diciembre). En enero-diciembre, los ingresos ascienden a 52.036 millones de euros, +1,3% interanual orgánico (-5,2% reportado). Excluyendo el impacto negativo de la regulación, los ingresos crecerían un 3,6% interanual orgánico en el trimestre (+2,2% en 2016).
 
La alta diversificación y escala de la Compañía se refleja en la estructura de los ingresos; así T. España representa el 24,4% de los ingresos consolidados de enero-diciembre, seguido de T. Hispanoamérica (24,2%), T. Brasil (21,3%), T. Deutschland (14,4%) y T. UK (13,2%).
 
Por servicios, en enero-diciembre de 2016 los ingresos de banda ancha aceleran su crecimiento interanual orgánico hasta el 16,1%, los servicios sobre conectividad crecen un 7,7% y los de voz y acceso se reducen un 7,9%. Así, los ingresos de banda ancha y los servicios sobre conectividad representan ya el 46,8% del total de los ingresos en 2016 (+6,1 p.p. interanual). Los ingresos de datos móviles continúan creciendo a doble dígito en el trimestre (+12,3% interanual orgánico en el trimestre y en el año) y suponen el 52% de los ingresos de servicio móvil de enero-diciembre (+4,9 p.p.) por la mayor penetración de “smartphones” y LTE.
 
Los gastos por operaciones totalizan 10.852 millones de euros en el cuarto trimestre y mejoran en 0,8 p.p. su evolución orgánica frente al trimestre anterior hasta el -2,3% interanual (-20,8% reportado) por la mejor evolución del gasto comercial, el cambio de tendencia en el gasto de personal y la captura de sinergias y eficiencias del proceso de transformación y simplificación. En enero-diciembre 2016 ascienden a 38.043 millones de euros y se reducen interanualmente un 0,7% orgánico (-11,7% reportado).