Sólo un 9% de los españoles se muestra partidario de adquirir una vivienda en propiedad en plena crisis económica, mientras que el 62% considera necesario esperar y posponer sus decisiones de compra o reforma de viviendas en la actualidad, según el Informe Vivienda Placo 2008. Además, tan sólo un 24% de los encuestados se muestra dispuesto a reformar su vivienda, frente al 69% registrado en el mismo informe hace un dos años. Por otro lado, el informe apunta que el porcentaje de españoles que habitan en pisos ha descendido del 90% al 80% desde 2006 debido fundamentalmente al incremento de los chalés adosados, que ya suponen el 10% del parque de vivienda, frente al 5% de entonces.
Según Placo, la razón de este "éxodo" es que el 58% de los españoles quiere una vivienda más grande. De hecho, desde 2006 el porcentaje de ciudadanos que se mudarían al centro de una ciudad aún perdiendo metros cuadrados ha pasado del 70% al 35%. LA CASA IDEAL. Del estudio se desprende también que la casa ideal para los españoles ha de contar con una gran cocina y habitaciones amplias, así como con un gran salón. Sin embargo, sólo 39% de los españoles está satisfecho con su vivienda, diez puntos porcentuales menos que en 2006. Además, uno de cada cuatro españoles se ve obligado a reclamar por defectos en la construcción de su vivienda. Por otro lado, el 44% de los españoles ha realizado reformas por problemas de construcción de su vivienda, siendo los problemas relacionados con el aislamiento término uno de los defectos de construcción que más reformas provoca.