Lo decían los expertos de BlackRock hace unas semanas. Aunque muchos inversores se quejan de que no consiguen cumplir sus objetivos, hay un grupo de ellos que están más que satisfechos con los resultados que obtienen al invertir sus ahorros. 
Se trata, aseguran en la firma “de esos inversores altamente eficientes que toman los pasos necesarios para preparar y asegurarse de la sostenibilidad financiera de su futuro”. Explican en BlackRock que “normalmente tienen acumulados mayores cantidades de dinero y sienten que saben que van a generar todos los ingresos que necesitan para su jubilación”.

¿Cuáles son estos siete hábitos que comparten estos inversores eficientes?

1- Suelen revisar regularmente el estado de sus finanzas. Es más, de media, estos inversores dedican tres veces más tiempo al mes que el resto a revisar y monitorizar sus ahorros y el estado de sus inversiones.

2- Dedican tiempo a estar informados: Suelen pasar más del doble de tiempo que la media leyendo información financiera en periódicos y revistas y revisan, además, la mayor parte de los blogs y los sitios de internet.

3- Buscan asesoramiento financiero: Según afirman en BlackRock, los inversores eficientes son más propicios a buscar ayuda entre los profesionales para que les ayuden a tomar decisiones de inversión.

4- Gestionan sus deudas: En general no les suele gustar deber dinero y más del doble ponen más interés en pagar sus créditos hipotecarios que el resto.

5- Priorizan el ahorro para la jubilación. Según los datos que ha recopilado BlackRock en Estados Unidos, suelen acumular más del doble de dinero para el retiro que la media de sus compatriotas.

6- Diversifican sus carteras de inversión: No les gusta tener liquidez y suelen optar por tener una gran cantidad de activos financieros en sus carteras. En su mayoría suelen tener renta variable y bonos.

7- Planean los buenos momentos. En su mayoría, estos inversores eficientes planean con más antelación todos los grandes acontecimientos de la vida, bodas, compras de vivienda, hijos, que la media de los estadounidenses, también su decisiones de inversión.