El año 2011 será un año de retos y oportunidades. De retos porque es cierto que 2010 se ha visto dominado por muchas noticias macro “y ahora entramos en una etapa de desincronización total”.
 Eso significa que Europa y Estados Unidos están desincronizados incluso dentro de la Zona Euro “y todo el mundo tratará de hacer lo que pueda para tratar de reducir el endeudamiento”. En 2011 el riesgo soberano de deuda de los periféricos seguirá sobre la mesa y vendrán ciertos períodos de incertidumbre.

Por otro lado, EEUU ha declarado la ruta que va a seguir “y la FED ha puesto en marcha el famoso plan cuantitativo con la compra de bonos de forma masiva buscando un revalorización de activos, tanto inmobiliarios como bursátiles”. Ese efecto riqueza es lo que busca el organismo de Bernane para favorecer el crecimiento.

En los emergentes, uno de los temas que veremos será el de la inflación. Hemos visto subidas de tipos en China, Brasil..estamos empezando a vislumbrar presiones inflacionistas “y tendremos que ver hasta qué punto son capaces de controlarlas”. Los emergentes también tienen una hora de ruta bastante transparente y “más saludable que la que tenemos en países desarrollados”: Rengifo reconoce que allí hay nivel de deuda en familias muy bajos, nivel de deuda empresarial muy bajo y en algunos estados casi ni hay deuda con lo que “tiene un recorrido muy amplio para reactivar la economía”.

En cuanto a las oportunidades, este experto reconoce que en 2011 veremos crecimientos de beneficios de doble dígito “y lo lógico será ver oportunidades a nivel de compañías. Tanto en Europa como en Estados Unidos no están caras y lo que se trata es de identificar estas oportunidades”.

Ahora mismo la economía a nivel mundial se sustenta en una serie de pilares y uno de ellos es que la economía china no se constipe. Todo lo que lleve cierta incertidumbre respecto al crecimiento de China supone inestabilidad para los mercados “y por tanto la renta variable baja de forma drástica. El reto ahora está en mantener la inflación en niveles en torno al 4% por lo que tiene que reducir ese nivel a base de subidas de tipos”. Si china no funciona bien en 2011 “los mercados serán mucho más complejos”.

El nivel de flujos de inversión en emergentes- tanto en renta variable como fija- seguirán siendo fuertes. En mercados emergentes tenemos una parte interesante en renta fija “Emisiones de estados que están poco endeudados y que crecen al 5-7% y pagan cupones al 5-8%”. Eso sí, también hay que tener en cuenta que en muchos países comenzarán a subir tipos para controlar la inflación por lo que hay que ser muy selectivos. En renta variable, hay que centrarse en aquellas empresas que no sólo se beneficiarán de la expansión del crédito sino también del desarrollo de consumo interno. “Aquí hablaremos de compañías relacionadas con el sector industrial, tecnología, infraestructura, consumo y financiero”. Ahora es el momento para comenzar a tener exposición estructural a emergentes.

El tema de riesgo divisa hay que tenerlo en cuenta a la hora de invertir en países emergentes pero “creemos que tendrán una tendencia estructural a revalorizarse. Al final la divisa lo que hace es reflejar la economía de un país con lo que más que una fuente de preocupación, en los próximos años serán fuente de rentabilidad. Por lo tanto, si en renta fija tienes un cupón del 7% tendrás que sumar un 3% de la revalorización de las divisas.

Si desgranamos la situación tenemos en 2011 hay un argumento fácil que es ver dónde hay dinero público para invertir. En España, por ejemplo hay dinero para trenes, infraestructuras y líneas ferroviarias. “Claramente el tema de infraestructuras es donde sigue habiendo dinero. Invertir en todas aquellas empresas que tengan que ver con infraestructuras”. Y además se da la casualidad de que todas las empresas de gran capitalización dedicadas a infraestructuras “suelen tener una rentabilidad por dividendo sostenible en el tiempo por lo que el inversor debería mirar este tema”.

Además ya no invertimos a nivel sectores sino a nivel temático donde al final tocas muchos sectores y muchos tipos de compañías pero “existe una idea estructural en esa idea de inversión”. Agricultura suma un 28% en el año, genéricos 22%, seguridad o comunicación digital por encima del 20%....

Sus recomendaciones:

En renta fija miraría deuda de latinoamérica en moneda local.
Rena fija de alta rentabilidad en Estados Unidos: la mayoría de las compañías están endeudadas, el mercado de crédito sigue cerrado, y seguirán emitiendo bonos con cupones muy interesantes.
En la parte de renta variable habría que mirar el tema temático, globaltrend, fondo que invierte en compañías de alta capitalización a nivel global con una rentabilidad por dividendo mínima del 3% y que está enfocado a infraestructuras.
En la parte de renta variable en emergentes estaría en aquellos fondos metidos en el empaquetamiento UCIT que permite ponerse corto o largo en las compañías.