El Ibex 35 continua las subidas con las que ha iniciado la sesión y al borde de los 8.500 puntos. Sin embargo “estamos pegados a soportes recién alcanzados sin cree que tengamos una jornada de gran trascendencia”, admite Ana Rafels, analista de Bolsacash. Aunque hoy se superen los máximos “no es un movimiento del que nos debamos fiar”. Esta experta considera que “podemos asistir a una recogida de beneficios que puede llevarnos a los 8.000-8.150 puntos y este será un buen nivel para tomar posiciones en la renta variable española”. Ello sin olvidar que la tendencia de fondo “es bajista”. El soporte del selectivo lo localiza en los 7.730 puntos “con objetivo en los 8.400-8.850 puntos”.
En este momento, indica Rafels “habrá que vigilar los 800 puntos del SP, resultados empresariales que pueden hacer pasar de la euforia al pesimismo en cuestión de minutos, y la volatilidad”. A juicio de la analista de Bolsacash “esta variable es importante porque, aunque se han relajado las volatilidades, todavía siguen estando altas”. Si sigue la corrección “indicará que el mercado tiene mucha fuerza y ganas de seguir adelante”.

Uno de los valores con nombre propio en la sesión es Telecinco. La cadena “lo está haciendo muy bien y ha formado un buen aspecto negativo”. Se encuentra en una situación “lo bastante cómoda y podría tener recorrido hasta los 7,20 euros”. Sin embargo, Rafels recomienda no lanzarse a comprar ni tomar posiciones “si las correcciones le hicieran perder los 5,74 euros”.

En Iberia “a pesar de las noticias corporativas, desde el punto de vista técnico se enfrenta a los 1,70 euros”. Sin consigue situarse por encima de los 1,80 euros “el aspecto técnico mejoraría notablemente”.

Y el que no muestra síntomas de mejoría en la sesión es Telefónica. La operadora “es de las que menos bajó cuando se corregía fuertemente”. La zona de 15,50-16 euros “es una zona complicada parar la operadora y que no tiene fuerza para superar”. Establece el soporte en los 14,50 euros “y si llega a este nivel quizás sería una buena compra pensando en el ansiado rebote del selectivo español”.