El Ibex 35 consiguió terminar la sesión casi plano después de una jornada “de volatilidad pura y dura”, explica Alejandro de Luis, analista de Dif Broker, para quien “el mercado no sabe para dónde tirar”. En su opinión, la jornada “ha sido un resumen de la incertidumbre que hay en los mercados en general” porque “salía un dato bueno, y parecía que íbamos hacia el positivo, salía un dato malo y volvíamos a las pérdidas”. Los inversores conocían el dato de IFO alemán, “que cayó a su peor nivel en dos años” –recuerda el experto- “por el daño que le está haciendo al tejido empresarial del país el precio del petróleo y la debilidad del dólar ya que ellos son en gran parte exportadores”.
También se conocieron datos al otro lado del Atlántico, “los pedidos de bienes duraderos estuvieron por debajo de lo esperado lo que confirma –mantiene de Luis- que existe una desaceleración en el sector manufacturero estadounidense”. Posteriormente los “datos de peticiones por subsidio de desempleo cayeron más de lo esperado y el optimismo regresó en cierto modo al parqué neoyorquino”. Sin embargo el tema de las viviendas aún está candente en EEUU “no sabemos dónde va acabar el tema de las ventas de vivienda porque si el consumidor ve que los precios siguen bajando, deciden no comprar y esperar a que bajen aún más por lo que es un efecto bola de nieve”. En nuestro país, un día más, los inversores tuvieron que centrar su atención también en los resultados empresariales, los de Unión Fenosa fueron “muy buenos, crecieron un 40%”. También Banco Sabadell hizo públicas sus cuentas, que en opinión de este experto “recortó sus ganancias en comparación con el mismo periodo del año anterior, pero tuvo unos beneficios mejor de lo esperado”. El sector bancario estuvo en la diana de las dudas a raíz del recorte de beneficios anunciado por Credit Suisse, si bien de Luis recuerda que “ha habido una valoración de bonos errónea y parece ser que ha sido intencionadamente” por lo que antes de entrar en valoraciones habría que esperar a que se aclarara la situación. Al final, el sector bancario ha terminado salvando el tipo “contagiado por el buen comportamiento del Sabadell”. En cuanto a las recomendaciones del experto, explica que “en la gráfica del S&P 500 se está dibujando un figura hombro-cabeza-hombro invertida, y sólo falta que se confirme y rompa para arriba”. En opinión del analista, “la situación es parecida a la que vivimos en septiembre, mucha volatilidad que entonces fue la terminación de la figura para tirar después hacia arriba”. “Se trata de la primera vez desde que caímos de los máximos en octubre que estamos consolidando por encima de las medias de 20-40 periodos”, además “esas medias se están cruzando y dan una entrada a comprar” y “el indicador técnico maca que es el mejor, por primera vez nos da entrada”. De hecho –recuerda de Luis- “este indicador ya nos dio aviso de las caídas que ahora tenemos, tal y como expliqué en Estrategias de Inversión en febrero, y esa semana nos ha avisado de que podemos haber hecho un suelo”. El experto matiza que “el S&P 500 ronda los 1.380 puntos, y si los confirma nos iríamos a los 1.500”<. optimista establece porque tenemos aqu los datos. la zona clave del s ser a partir de ah todo lo que sea renta variable manos llenas y principalmente en el sector energ renovables para invertir largo plazo interesados oro etf agua>