Javier Kessler, de KAFondos y presidente de ASEAFI, con respecto a la crisis desatada por los problemas de Irlanda, comenta que “el problema realmente estaba en saber si Europa sería capaz de reaccionar y lo ha hecho poniendo un fondo” incluso no descarta que “si el euro tuviera más problemas, se llegaría a la creación de un fondo de deuda con calidad de riesgo europea, un tema que nadie quiere aceptar porque cada país tiene su situación”.


Con respecto a los rumores de si podría desaparecer el euro, Kessler dice que “el euro se mantendrá, habrá convulsión en los mercados, pero no tanto por los problemas de deuda, si no por la situación económica en Europa que requiere de ajustes de nivel y de ganancia en competencia de sus miembros”.

El experto además avisa que “el verdadero problema del próximo año será que Reino Unido y EE.UU. tengan problemas serios, pues algunos estados de EE.UU. tienen un problema mucho más grande que los europeos, pero nadie hace caso”.

Con respecto a la inversión en bonos soberanos de países periféricos, el experto comenta que “quizás los bonos españoles lleguen a un precio que sea conveniente comprar, pues España forma parte del euro y tiene compañeros como Alemania, que nos ayudarían si no pudiéramos remontar la crisis”.

A la hora de invertir en fondos de países emergentes de Asia, Kessler dice que “lo importante es tener en cuenta el tiempo y, por ejemplo, una inversión en Asia a 20 años sí sería rentable o también en Brasil”. En cambio, “si se invierte a un año vista, aunque tenga una buena foto, el movimiento de mercado puede no ser el perfecto”.

A si es momento de invertir en fondos Global Value o no, el experto contesta que “la inversión Global Value es buena porque estás invirtiendo en compañías, pero es cierto que en la crisis ha perdido un 50%. Es interesante, pero lo tendría en un porcentaje pequeño”.

El sector lujo, “pese a que tendría que haberlo pasado mal por la crisis, mientras la economía mundial siga creciendo, el sector lujo puede tener recorrido porque son multinacionales que captan dinero en todo el mundo”.

El experto admite estar invertido en volatilidad “porque seguiremos con estos procesos y hay fondos que lo hacen muy bien en los movimientos al alza y a la baja en los BRICs e indicadores de volatilidad”. También considera interesante “la deuda ligada a la inflación y los fondos de deuda corporativa de alta calidad”. Habría que estar atentos a “los fondos de deuda emergente porque, si el próximo año lo hacen bien será porque en los países desarrollados habrá una ola muy negativa y habrá que realizar unas reformas muy importantes”.