“El mercado tiene descontado que no habrá movimientos de tipos por parte del BCE”, asegura Celine Giffard, analista de Self Trade, quien constata la fuerte volatilidad que sufre esta jornada la renta variable española. La inflación sigue siendo el principal foco de atención del BCE, de manera que la entidad no tocará el precio del dinero al menos hasta la segunda parte del año -y eso sólo si vemos una inflación más controlada-. Para Giffard se puede comenzar a mirar ya hacia algunas constructoras como ACS y Ferrovial.
Celine Giffard asegura que ACS es un valor atractivo por valoración a los niveles actuales y, frente a sus comparables, es la menos endeudada, además de contar con participaciones en eléctricas como Unión Fenosa e Iberdrola que le otorgan una interesante diversificación. Respecto a Ferrovial considera que se ha visto beneficiado en las últimas sesiones por la noticia de que ha logrado la refinanciación de la deuda por la adquisición de BAA. Esta duda ya se ha despejado, por lo que el valor podría verse beneficiado en el corto plazo. Telefónica y Gas Natural Esta analista de Selftrade destaca que Telefónica no se encuentra en la misma situación que otras operadoras porque “no está forzada a salir de compras actualmente para seguir creciendo a nivel de ventas y beneficios”. Cuenta con muchos activos en el extranjero –especialmente en países emergentes que lo están haciendo bien- y estos le están aportando crecimiento y caja. Giffard destaca el compromiso de la operadora española con sus accionistas para incrementar su remuneración a los mismos y de tener un nivel de deuda controlado. Además, a los niveles actuales, esta experta señala que “está muy atractiva” porque “por debajo de los 19 euros siempre nos ha parecido interesante entrar en el valor”. Sobre Gas Natural -uno de los más beneficiados por la entrada de dinero en la media sesión- Giffard destaca que no es el valor que más le gusta del sector energético, sino que más bien se decantaría por Enagás. A su juicio, los repuntes de esta jornada tienen que ver con las declaraciones del presidente del gobierno en el sentido de que no todos los países pueden tener un campeón nacional en el sector energético. Y esto, a su juicio, sugiere que “el gobierno ya no apoyaría de algún modo una concentración en el sector”.