Mañana antes de la apertura de la sesión, Banco Santander inaugurará la temporada de presentación de resultados empresariales con las cuentas de 2016. Estos números llegan cuando el valor intenta consolidar por encima de los 5 euros.
 
Mañana antes de la apertura el mercado estará atento a las cuentas de Santander del ejercicio 2016. Se espera que comunique una mejora de beneficio del 1,77%, hasta los 6.072 millones. Será clave que las cuentas gusten al mercado para que el valor, por fin confirme por encima de la resistencia de los 5-5,10 euros, marcada por el retroceso de Fibonacci del 61,8%. Desde que comenzara el año Santander lleva pivotando en esta resistencia y, si la supera, continuará con el canal alcista que inició en junio del año pasado y que ya le ha valido una recuperación del 50%.
 
Por debajo Santander cuenta con soporte en los 4,70 euros, coincidente con el retroceso de Fibonacci del 50%, aunque la parte baja del canal alcista pasa algo más abajo, por los 4,50 euros.


 
Los indicadores técnicos Premium muestran que Santander goza de tendencia alcista en el medio y largo plazo, aunque con la lateralización de las recientes semanas, el precio y la media de 14 sesiones están convergiendo sobre los 5 euros. Por ello, es clave que el precio experimente un empuje. Sin embargo, el volumen de contratación ha descendido, lo que resta fortaleza al título en este momento clave.