El escenario de continuidad de las correcciones que comenzó ayer es parte del proceso correctivo proporcional a las subidas de la semana pasada. Más allá de "los 14.900 puntos se podría aceptar como corrección normal", sin embargo cesiones por debajo de esa referencia "nos haría dudar y empezaríamos a consolidar posiciones de agotamiento superiores" asegura el experto de Alpha Finanzas. El jueves de la semana pasada hubo una señal de giro alcista, tras las fuertes caídas de comienzos de junio, y la cesión de ayer y hoy no lo anula sino que forma parte del proceso de subida-corrección lógico en cualquier precio. La publicación del ZEW de Alemania ha acelerado el proceso y la estructura en Europa es muy parecido, con un componente correctivo que se mantiene proporcional al impulso de la semana pasada. Sin embargo, sigue habiendo un componente muy heterogéneo en el Ibex, incluso si bajáramos algún grado más se podría ver en los valores de gran capitalización. Es dispar la fortaleza de Repsol o Iberdrola frente a Telefónica, que ha comenzado la semana como una de las compañías más débiles entre los blue chips. Santander, que hoy ha anunciado la venta del 1,79% que poseía en Intensa Sanpaolo, tiene en términos de estructura un comportamiento parecido al Ibex. Es cierto que hay un tramo al alza que se abrió la semana pasada en los 13,50-14,10 euros y ahora mismo estaríamos en un ajuste proporcional. La acción reanudaría la tendencia alcista por encima de los 14,10 euros. La oferta que ha presentado Caja Madrid junto con CVC por Altadis "augura un proceso en el tiempo más largo del que se prevía". Desde el punto de vista estructural, "mientras no haya movimientos por debajo de los 48 euros no habría un deterioro de la estructura alcista de largo plazo", que será la zona de peligro.