“El mercado español está en barbecho. España está en un momento de estanflación por el problema de paro e inflación, por el riesgo español no atrae”, dice Pablo García, Director de Carax-Alphavalue.


No obstante, “nuestra bolsa cada vez tiene más exposición al exterior por el peso que tienen los blue chips en el exterior. Aunque, invertir en renta variable de España no compensa teniendo las bolsas europeas y americanas con mejores oportunidades. Además, los grandes valores no están cotizando con descuento frente a sus homólogos europeos, por lo que a la bolsa española le costará recuperar”.

Por ejemplo, “BBVA y Santander cotizan con primas, pero porque se lo merecen, por lo que es normal que aún no haya demasiado apetito frente a los competidores europeos.

El QE europeo “ha sido muy contundente. Los bancos, a pesar del carry trade, hacen beneficios extraordinarios, lo que hace que recuperen la confianza de los inversores y, además, se estrechan los Spreads de la deuda soberana”.

Desde Carax-Alphavalue reconocen que “desde mediados de diciembre nos pusimos pro-cíclicos porque es buen momento para ello, pues tentemos tipos bajos, mejor base comprable y poco exigente (resultados de 2010) políticas monetarias y económicas coherentes”.

Dentro de la bolsa española, “Sacyr tiene que ir limpiándose por el sobre-apalancamiento que hizo. Es normal que ahora se le pueda exigir vender Itínere porque genera caja. Ha extralimitado sus ansias de sobre apalancamiento y ahora lo está pagando. Está es una etapa de nuevo management y está intentando poner los puntos sobre las ‘íes’, por lo que es muy difícil de evaluar ahora mismo”.

En el sistema bancario español, “ni Sabadell, ni casi ningún banco necesitaría comprar ninguna entidad. Pero tenemos un sistema en el que todos tienen que hacer algo y, ya que el FROB está apoyando por detrás pues les puede ser una oportunidad hacerse con una entidad”.


Declaraciones a Radio Intereconomía