El experto repasa en Kitco News la actualidad de los mercados y alerta de que este júbilo que se está viniendo va a terminar teniendo un fatal final. Ve la burbuja con claridad.
El índice S&P 500 ha más que triplicado desde su marzo de 2009 su valor, tras conquistar una y otra vez nuevos máximos históricos, que superan ahora los más de 2.080 puntos. Pero eso pone en territorio peligroso, dice James Rickards, estratega global senior de West Shore Funds y autor de "La muerte del dinero: El futuro colapso del sistema monetario internacional", al mercado norteamericano.

Cotización del S&P 500


El mercado de valores de Estados Unidos "es una absoluta burbuja para mí", explica en el medio norteamericano. "No estoy diciendo que no pueda subir, lo puede hacer más, pero no nos engañemos… La burbuja va a estallar y lo hará con fuerza, por lo que no quiero estar cerca cuando eso suceda”, añade en tono de advertencia el experto.

El S&P 500 tuvo una relación precio-ganancias 19,48, frente a los 18,57 de hace un año, según Birinyi Asociados. Por tanto, ¿cómo deben acercarse a los inversores el 2015? "El mayor desafío la que se enfrentan los inversores de hoy es que tenemos la inflación y la deflación que luchan entre sí, al mismo tiempo, y no sé qué camino se va a elegir". "Hay que estar preparado para los dos”, señala.

Para alguien que tome posiciones el próximo año, Rickards recomienda una ponderación del “30% en efectivo, el 20% en oro, 20% en los fondos cotizados de renta fija, el 20% en inversiones alternativas y el 10% en bono a 10 años de Estados Unidos”.

"Es muy, muy importante diversificarse", indica, explicando que está diversificado significa estar en diferentes clases de activos, y no ser inversor en distintas acciones. "Recomiendo paciencia para el 2015”, termina el analista.