Conservar la biodiversidad, la riqueza natural que sustenta la vida del planeta, es fundamental como repuesta a la crisis medioambiental y en la lucha contra el cambio climático. Las compañías de todos los sectores se están empezando a preguntan cómo los riesgos ambientales afectan a su cuenta de resultados y a su sostenibilidad en el tiempo. Por eso, cada vez gana más relevancia dentro de las empresas la inversión en capital natural y los planes para conseguir reducir la degradación de la naturaleza. Bajo el título “Retos de las empresas en la biodiversidad” los ponentes invitados por Estrategias de Inversión han explicado los desafíos, las soluciones y las relevantes oportunidades de negocio que surgen al integrar medidas para conservar la biodiversidad en sus estrategias de negocio.

Desde Naturgy, Accenture, Forética y la Fundación Global Nature coinciden en dos aspectos: estamos ante un momento crítico de pérdida de capital natural y emergencia climática y que el impulso empresarial para conservar la naturaleza es fundamental.Amanda del Río, directora técnica Fundación Global Nature, destaca que “estamos ante un tsunami. Las empresas empiezan a notar que tienen más costes derivados de que hay más escasez de recursos naturales”. Según estimaciones del Foro Económico Mundial, más de la mitad de la producción económica depende moderada o considerablemente de la naturaleza. Por eso la protección de la biodiversidad debe abordarse desde una perspectiva global considerando a todos los sectores económicos.

Conscientes de esta situación, hay empresas pioneras como Naturgy que lleva muchos años integrando la biodiversidad y la protección del capital natural dentro de su estrategia empresarial. Su responsable corporativa de Medio Ambiente, Nieves Cifuentes, señala que “es el momento de la naturaleza para conseguir entender las dependencias e impactos que generamos sobre ella y explorar todas las oportunidades que nos ofrecen las soluciones basadas en la naturaleza para desarrollar toda nuestra estrategia de negocio”. En esa línea, Elena Ruiz, coordinadora de la iniciativa Nature Business Ambition y del grupo de Acción de Economía Circular de Forética, recuerda que “las empresas deben preguntarse cuánto cuesta la inacción. Hay muchas más oportunidades para las compañías que decidan incorpora la naturaleza dentro de su gestión empresarial con el objetivo de conseguir un ecosistema empresarial limpio, descarbonizado, circular y en línea con los límites planetarios”. Un paso más allá va Ana Millán, directora de negocio responsable de Accenture IBERIA y directora general de Fundación Accenture España: “La transformación sostenible será la gran fuerza transformadora de la próxima década. Las empresas que sean capaces de aunar tecnología para avanzar en esa transformación sostenible serán las que consigan ser más competitivas en los próximos años”.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Otro de los retos que tienen las empresas es conseguir identificar los mayores riesgos e impactos de la cadena de suministro para así priorizar qué acciones llevar a cabo. Amanda del Río recalca que “la responsabilidad en la sostenibilidad tiene que ser de cada uno de los eslabones de la cadena de suministro. La sostenibilidad necesitamos que sea vista como responsabilidad compartida”. En este punto, Ana Millán añade que “la tecnología juega un papel fundamental: no es el fin, es el medio.  Lo que se nota en el mundo empresarial es una digitalización feroz. Hace falta mucha cooperación entre la empresa y sus proveedores”.

La gestión responsable del medio ambiente es uno de los valores fundamentales de Naturgy y eje principal de su estrategia. “Como compañía energética estamos haciendo una transición y estamos cambiando la manera de producir nuestra energía. Para realizar nuestros proyectos la colaboración es fundamental”, asegura Cifuentes. También añade que “el mundo financiero ya está poniendo el foco en cómo las empresas gestionan el capital natural”.

De cara al futuro, “este es el mundo al que vamos”, recalca Ruiz, “que el mundo financiero en sus cuentas de resultados hable del impacto y dependencias que una empresa tiene de la naturaleza”.