El recorte en el crudo no cambia los fundamentales de las petroleras, sino que son los vaivenes normales de este comoditie. Pero a ello, en el caso de Repsol, se une el componente puramente especulativo como muestran los rumores de OPA de la pasada semana. De ahí que haya subido más que sus competidores y ahora que las aguas vuelven a la calma se vea inmerso en una pequeña corrección.
Recorte normal en nuestro selectivo. Los datos en EEUU invitan también a la cautela, la ralentización económica, y pueden conducir a los mercados a una pequeña corrección que sería sana. No obstante, las subidas se reanudarán en los próximos meses.