La petrolera publicará sus cuentas de 2016 mañana por la mañana. Estas cuentas llegarán en un momento en el que el valor se ha quedado atascado en un lateral estrecho, aunque a largo plazo se mantiene dentro de un canal alcista.
 
Repsol publicará sus resultados del ejercicio 2016 antes de la apertura de mañana. Los expertos de Renta 4 esperan una mejora considerable de las cuentas en el cuarto trimestre. En concreto, vaticinan que Repsol podrían haber ganado 461 millones de euros, frente a los 307 del mismo periodo de 2015, habiéndose incrementado la producción ligeramente.
 
 
Si Repsol supera estos pronósticos, podría intentar escapar del estrecho lateral entre los 13,50 y los 14,50 euros en el que se mueve desde noviembre. Así, el precio tiene una primera resistencia en los 14 euros, contra la que se ha dado de bruces desde finales de enero. Por debajo, el soporte más relevante de Repsol está en los 13 euros, por donde pasa la parte baja del canal alcista de largo plazo y también el retroceso de Fibonacci del 61,3% de todo el movimiento de caída desde los altos de 2015 y hasta los mínimos de comienzos de 2016.


 
Tras revalorizarse un 90% en doce meses, Repsol ha entrado en un lateral en el que está consolidando estas subidas. Así lo muestran los indicadores técnicos Premium. No obstante, debido a que el lateral se ha alargado, la petrolera ha perdido la tendencia alcista de medio plazo, pues la media de 40 sesiones ha superado a la de 14.