Básicamente hay dos compañías del Ibex 35 que tienen relación directa con el petróleo y que pueden beneficiarse de la caída de su precio, como es el caso de IAG o, por el contrario, verse perjudicada, como Repsol. ¿Realmente lo están descontando sus gráficos?, ¿y sus cuentas?



REPSOL
La caída en picado del petróleo en las últimas semanas hasta niveles de 80 dólares por barril no ha sentado bien a las petroleras y, sino, que se lo digan a Repsol, compañía que arrastra además otros problemas como la debilidad económica en Europa y la corriente vendedora que ha asolado nuestro mercado. Sea como fuere, a Repsol se le han acumulado varias razones por las que bajar y, desde los máximos de septiembre en torno a 19,40 euros, el precio se ha dejado un 12%. Esta caída le ha llevado incluso a entrar en terreno negativo en el año. En lo que llevamos de ejercicio la cotización de Repsol acumula unas minusvalías del 5%. Técnicamente Repsol está tocando la zona de soporte de los 17 euros, de perforarla, podría caer hasta los 16,50 y 16 euros. En cambio, si el valor, que ya acumula sobreventa (RSI en 24) rebota y romper la resistencia de los 18 euros, despedirá la directriz bajista de corto plazo. Álvaro Blasco, director de ATL Capital, afirma que “Repsol pensamos que es una buena opción de inversión, aunque ahora está algo dormida, pero pensamos que hay buen recorrido. Además, estamos pendientes de una inversión en mercados maduros, más incluso que de un posible dividendo extra”. (Ver: Las acciones más baratas del Ibex 35)

cotizacion repsol


Repsol rendirá cuentas del tercer trimestre el próximo día 6 de noviembre. El consenso de mercado espera que confirme un beneficio neto de 386 millones, la misma cifra que un año antes, al igual que las ventas, que se mantendría en unos 14.799 millones de euros. Pero realmente la afectación de la caída del crudo la podremos ver en las cuentas de Repsol del próximo trimestre. Los expertos de Selfbank barajan que la petrolera española cerrará el año con un ebitda de 4.588 millones, un 27% por debajo del registrado en 2013.


IAG
Para IAG la caída del precio del petróleo es una grandísima noticia, ya que le abaratará los costes por combustible y, por tanto, una de las partidas que más beneficios se como de la aerolínea. Esta razón parece que tampoco ha sido cotizada por el valor, que se ha convertido en uno de los más penalizados del Ibex 35 en este último mes desbido al miedo a que se produjera una epidemia de ébola en nuestro país. Técnicamente el precio se está debatiendo en la zona de soporte de los 4 euros. Si logra rebotar y romper la zona de 4,50 euros, superará la directriz bajista de corto plazo y, si se coloca por encima de 4,80, dirá adiós a la directriz bajista de largo plazo que ha estado condicionando las caídas de IAG desde marzo. (Ver: Apúntese a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil)

iag


La aerolínea hispano británica rendirá cuentas del tercer trimestre el próximo día 31. El consenso de mercado espera un beneficio neto de 605 millones de euros, un 4,3% más que un año antes. De cara a final de año, cuando muestre la afectación de la rebaja del petróleo, desde Selfbank descuentan un ebitda de 2.467 millones, un 39% más que el año anterior.