Repsol mira de cerca el ataque de EEUU a Siria de esta madrugada, pues este ataque está haciendo que suba el precio del crudo. La petrolera no para de subir en bolsa desde el suelo que marcó a comienzos de 2016.

 
Esta madrugada EEUU ha respondido al ataque químico sobre Siria con el primer bombardeo al régimen de El Asad. Este ataque ha llevado a que el petróleo rebote. El Brent está subiendo hasta los 55,45 dólares y el crudo ligero hasta los 52,31 dólares. Esto está siguiendo seguido de cerca por las petroleras, como Repsol.
 
La petrolera española ha sido uno de los valores que mejor se ha comportado este año en el Ibex 35 y que más ha subido desde comienzos de 2016, pues desde el suelo que el año pasado hizo en los 7,61 euros en enero, casi ha conseguido duplicar su precio. La acción cotiza dentro de un canal alcista perfecto, en el que ha superado incluso el 61,8% de Fibonacci y, además, esta semana se ha situado por encima de la resistencia que tenía en los 14,4-14,5 euros. Ahora su siguiente objetivo son los 15,50 euros y, posteriormente, los 16,50, origen de la gran caída que experimentó en 2015.
 

 


Como corroboran los indicadores técnicos Premium, Repsol está en plena tendencia alcista, tanto de medio, como de largo plazo, aunque el volumen de contratación en el largo plazo ha decrecido.