Endesa tiene una fuerte resistencia en los 24,80 y ahora estamos en los 24,60. Y ante ello recomendaría vender al menos la mitad de la cartera puesto que el techo puede ser infranqueable y conducirnos a nuevas caídas.
Movimiento de continuidad sólido y constante tras el varapalo de hace semana y media. No estamos tan alcistas como ayer pero hemos abierto con un hueco que se está respetando, así como la referencia de cierre de ayer en los 11.560 puntos que no debería perderse porque sería una clara muestra de agotamiento precedente de nuevos movimientos correctivos. Ahora estamos cerca de los famosos 11.650 que han frenado constantemente los avances y que, si conseguimos romperlos, marcarán una nueva etapa encaminada hacia los 12.000. Las claves del mercado son, en definitiva, el respeto de los huecos y no perder los niveles de referencia.