El Ibex 35 cerraba con un repunte del 2,71% hasta los 8.891,30 con el Banco Santander como motor de los avances, en una jornada en la que hemos conocido que la economía de EEUU se contrajo un 6,1%. También, hoy miércoles, los inversores están a la espera de que la Fed decida en materia de tipos. Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes reconoce la fortaleza del mercado y añade que “en cuanto hay una oportunidad de subir, el mercado lo hace con fuerza”. El experto asegura que “a pesar de que los datos indicaban lo contrario, hay mucho dinero que está ahí pendiente de cualquier tipo de recorte, y si no se produce, entra con rapidez pensando que va a haber tramos importantes al laza con esa posible ruptura de los 9.050 puntos”. Además, “en la medida en que estas jornadas pasadas el índice ha aguantado los 8.500 puntos, de nuevo se han reactivado las compras con fuerza en el mercado”. No obstante, el experto no resta importancia a los datos macro y califica estas cifras de “bastante escalofriantes”, lo que debe hacernos tener “una mayor prudencia”.
Al otro lado del Atlántico, ante la reunión de la Fed esta tarde, de Blas prevé que los tipos se mantendrán en los niveles en los que están, ya que a los niveles que están, entre el 0 y el 0,25%, “salvo dejarlos definitivamente en el 0%, poco se puede hacer en ese sentido”. Por lo que estima que  la política de tipos, “tiene que quedar relegada a un segundo plano debido a que se encuentran en mínimos históricos”. En este sentido, “se van a mantener, salvo cuando se vean síntomas de mejora”. De Blas, cree que habrá que estar atentos al comunicado posterior, para ver si “da algún dato sobre la posibilidad de ver una visión optimista de la economía o por si comenta algo sobre esos test del sistema financiero”. A pesar de esto, algunos medios de comunicación anunciaban la posibilidad de que la Fed esté estudiando poner los tipos en negativo y de rebajar el valor de dinero al -0,5%. Respecto a estas informaciones, dice que se le “antoja enormemente difícil” este escenario. Un ejemplo, cree que podría ser el caso de Japón, que “a pesar de todos los problemas que ha tenido, lo que ha hecho es mantenerlos, colocarlos en 0,1 ó 0,05%, pero no en negativo”.

En cuanto al parqué español, Santander sumó al cierre un 6,10% después de anunciar en la jornada de hoy, que ganó un 5% menos y que podría llegar a los 8.000 millones de euros a finales de 2009. El analista de Credit Agricole Mercagentes reconoce que han sido unos resultados muy buenos. “Es cierto que el mercado ve ahora todo con escepticismo”, pero“es verdad que si pudiese mantener ese nivel de beneficios de cara a todo el año 2009 sería una sorpresa tremenda para los accionistas y favorable para el conjunto del mercado”, agrega.

Otra de los valores que acabó con alzas fue BBVA que se revalorizó al cierre un 3,48% en una jornada en la que se conoció que colocó 2.000 millones de euros en bonos, con un vencimiento a tres años. Respecto a esta operación,  el experto cree que se trata de “operaciones de financiación que están realizando muchas entidades europeas, -está habiendo un record absoluto en estos meses-”. El analista cree que “hay que fijarse en que son emisiones que se pueden hacer, cada vez de un volumen más importante”. El volumen de ésta es de 2.000 millones de euros y “se ha colocado desde esta mañana hasta hace una o dos horas que han cerrado los libros”. Por lo que, es de destacar, cómo en pocas horas “se consiguen colocar e incluso tener sobrepedida, una emisión de ese tamaño”. Por otra parte, De Blas, también destaca el tipo de interés al que se fijan. “Estamos hablando de 150 puntos sobre midswap, o sea, un 3,63%”, que “son diferenciales que realmente son muy moderados respecto a cómo estaban las cosas no hace mucho”. Recuerda el experto que un ejemplo sería en noviembre de 2008 cuando “la primera empresa que se atrevió con este tipo de cosas fue Iberdrola que sacó un bono a tres años comparable a este, pero el tipo era del 6,5%”. El experto matiza que se trata de “dos buenas entidades y con buenos rating, y que a pesar de que se podría decir que daría más miedo una financiera que una compañía industrial, “la mejora en los tipos ha sido espectacular, en cuanto a los diferenciales que hay que pagar por estas emisiones”. 

Con este escenario, “las entidades están aprovechando para colocar fácilmente este papel”. Esto es una buena muestra de que “parece que el mercado está más abierto que nunca y también es una muy buena noticia para BBVA, de que sin ningún tipo de aval estatal ni nada sea capaz de colocar una emisión de este tamaño con un tipo como este”.

Otra que lo hizo bien, fue Iberia que registró un avance del 5,97%. De Blas señala que en estos momentos se trata de un valor muy especulativo y enormemente peligroso. Con lo cual, a pesar de la subida de hoy, estima que “hay que poner en consonancia la subida de hoy con lo que ocurrió ayer en el cierre”. “Ayer en la subasta de cierre bajó la cotización desde un 1,38 ó 1,39 a un 1,34”, es decir, recuerda el experto que “buena parte de lo que hoy ha ganado es lo que perdió ayer en los últimos momentos”.

Otra de las compañías que anunció resultados fue Bolsas y Mercados Españoles (BME) que ganó un 35,9% menos. Cree que el holding bursátil a pesar de que había aguantado bien la caída en los mercados, argumenta que los que se está viendo es que “es imposible salir y mucho menos, independientemente de la situación”. Y es que, De Blas recuerda que “el volumen de contratación tiene que bajar obligatoriamente porque la capitalización del mercado ha quedado reducida prácticamente a la mitad, en un año”. No obstante, cree que las cuentas de la compañía siguen siendo sólidas y “la rentabilidad por dividendo sigue siendo muy elevada”, por lo que estima que “a nada que pueda recuperar el mercado, puede hacerlo bien”, y más teniendo en cuenta que “todavía los rumores de operaciones corporativas están presentes”. Sin embargo, añade también la subida que lleva desde los 13 a los 21 en menos de un mes, “que es una subida realmente importante”.

En relación a las recomendaciones en el corto plazo, Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes señala que “hay una fortaleza presente en los mercados que por un lado nos dice que hay que mantener posiciones, pero que por otra, nos muestra que el riesgo de tomar nuevas, es muy elevado”. Por lo que recomienda mantener posiciones o incluso, “vender parte y hacer plusvalías con lo que se obtenga en este corto periodo tiempo”. De Blas señala que en la medida que alcancemos niveles superiores, “posiblemente aumente la liquidez porque ahora cualquier posición nueva requiere un riesgo que es difícil de asumir”.