Poco después de la apertura se conocían los datos de confianza del consumidor estadounidense que descendió hasta los 103,9 puntos. Por su parte las ventas de viviendas nuevas cayeron un 1,6% en mayo. El consenso de los analistas había pronosticado un descenso mensual del 5,9%. A juicio del experto estos datos “no afectarán mucho al mercado”. Los inversores están más pendientes de otros datos como “las hipotecas del alto riesgo, el sector inmobiliario y la debilidad en el sector residencial entre otros”, esto hace que “les falte información para poder calibrar el mercado” por lo que el “miedo” se apodera de ellos, apunta el experto. La recomendación de Campuzano es “picotear un en el mercado”, por ejemplo en “telecom, utilities y tecnológicas” y los grandes valores frente a los pequeños. El analista entiende que el mercado “sigue teniendo fundamentos, liquidez y operaciones corporativas” aunque alerta que en los próximos dos meses se dará un panorama de “indefinición en el mercado”.