Tanto los activos de riesgo como la renta fija vivirán un momento de consolidación, por lo que quien quiera comprar deuda soberana "tendrá que esperar porqeu todavía seguirá subiendo", reconoce Roberto Ruiz Scholtes, jefe de estrategia de UBS Wealth Management.

El BCE ha depositado un total de 821.000 millones de euros en los bancos europeos en un día. “Es uno de los elementos que nos hace mantener la cautela todavía pues el sistema bancario no funciona, son escasas las emisiones de bonos y siguen buscando la liquidez en el BCE para afrontar los vencimientos de los próximos meses. Es un signo de preocupación”, reconoce Roberto Ruiz Scholters, jefe de estrategia de UBS Wealth Management.

Los bancos sin embargo parece que no siguen comprando más deuda pública “pero todavía queda algo de carry trade, tienen que ganar en la cartera lo que hará que la subasta de deuda se coloque muy holgadamente”. Por la parte de las primas de riesgo, hemos ganado tiempo suficiente “para realizar los ajustes”. La prima de riesgo de España debería instalarse “por encima de la de Italia porque el mantenimiento de un déficit del 5.8% -más del doble de Italia- justificaría esto, al menos temporalmente”, reconoce este experto en declaraciones a Radio Intereconomia.

En este contexto, esta mañana se ha publicado el PMI del sector servicios que se contrajo hasta los 41.9 puntos, mínimos de ocho meses. Un dato “consistente con el panorama económico dibujado por el Consejo de Ministros el pasado viernes”. Una referencia en la que no se ve compensada la caída de las exportaciones con la subida de las importaciones por parte del sector turismo.

En China se han publicado las perspectivas de crecimiento del PIB, con una tasa del 7.5% para 2012, por debajo del habitual 8%. Y es que “los chinos tienen unos objetivos de crecimiento más bajos de lo que pueden seguir creciendo. Creemos que tendrán un crecimiento superior al 8% tanto este año como el que viene y seguirán bajando los coeficientes de capital a la banca, inyectando gasto público y estamos convencidos de que no habrá un aterrizaje brusco en su economía”. Eso es lo que busca el plan quinquenal. “Tenemos que acostumbrarnos a un superávit comercial de China que cada vez será menor y que dependerá más del consumo y menos de las exportaciones para, al final de la década, tener ingresos superiores al 5%”.

En la renta variable, “seguimos siendo algo cautos porque los elementos negativos siguen estando encima de la mesa y las condiciones bursátiles no están lejos de la normalidad dentro del contexto en que nos encontramos por lo que lo lógico sería una consolidación, un descanso en los activos de riesgo”. Y también en la renta fija pues “todo está correlacionado. Deberían subir algo más las primas de riegos – y los riesgos de crédito- por lo que los inversores que quieran entrar en deuda soberana deberían esperar porque seguirán subiendo”.

El crudo incorpora una prima de riesgo importante, creemos que no entra en los planes de Irán o Estados Unidos ir hacia un escenario bélico, la oferta está creciendo y esperamos que se acerque a los 100-110 dólares por barril.