El experto comenta en el programa de televisión norteamericano por qué el S&P 500 va a seguir revalorizándose el próximo año, pese a las valoraciones que ya ha alcanzado.
Las acciones se mantienen cerca de máximos históricos, mientras que el S&P 500 ha subido un 12% a lo largo del año. Entonces, ¿cuál es la razón por la que sigue existiendo tanto temor en los mercados a que se produzca una severa caída?

Según los datos recogidos por Tom Lee en Fundstrat, la friolera del 71% de los gestores de fondos está empezando a tocar sus puntos de referencia. Esa sería la peor cifra desde 1998 y podría hacer entender por qué las acciones han subido con tanta fuerza en los últimos días de 2014.

Pero al margen de los fundamentales, los factores técnicos son extremadamente alcistas en el índice de referencia del mercado norteamericano, según el gráfico que muestra Steven Pytlar, jefe estratega de acciones de Prime Executions. "Los gráficos están de acuerdo con el sentimiento de que existe este rally de fin de año”, dice el analista.

El experto ve que el selectivo más importante de la bolsa estadounidense permanece en un canal de tendencia alcista de largo plazo que él ve en vigor desde 2011. Por esto, cree que todavía veremos más subidas, pese al temor que infundan los bajistas desde sus guaridas más escondidas.

Canal alcista S&P 500


"En octubre, llegamos a la parte inferior de dicho canal por primera vez en varios meses", asegura. "Ahora nos dirigimos hacia el límite superior de dicho canal, de modo que sin duda hay espacio para acumular más ganancias”, asevera. “Y que también pueden verse favorecidos por este rally de puesta al día de final de la año”, explica.

"Estaríamos buscando precios más altos, así hasta el final del año", concluye Pytlar, con intención de obtener rentabilidades hasta que termine el ejercicio.