A pesar de la última evolución del mercado norteamericano los principales índices de Wall Street se encuentran bastante cerca de seguir ese recorrido al alza. ¿Hasta dónde pueden tener continuidad durante el futuro más cercano?
 
El S&P 500 subió un 12,1% en el último año. Eso está muy por encima del promedio anual de 7,8% de retorno en la última década, según los datos de Morningstar. Sin embargo, los últimos han mostrado un promedio de hasta un 15,7% para la renta variable norteamericana. Sin embargo, muchos inversores no tienen la convicción de que el índice de referencia de la bolsa estadounidense se haya quedado ya sin vapor.

"Hay un poco más de espacio para subir", señaló Erin Gibbs, responsable de inversiones de renta variable de S&P Capital IQ Global Market Intelligence. "Creo que el S&P 500 aún puede subir más de un 5% durante los próximos doce meses”, añadió considerando que el movimiento iniciado aún tiene capacidad para proseguir.

Gibbs, basa su perspectiva en el proyectado crecimiento más lento en las ganancias del S&P 500. La analista espera un crecimiento del beneficio de 3% en las compañías cotizadas dentro del mercado norteamericano, algo que se debe en gran parte “al importante peso que tiene el sector energético en las compañías”.

"Sin energía, estamos viendo un crecimiento de alrededor del 4,5%. Esto es un crecimiento más lento que los últimos dos años. Por lo tanto, estoy esperando una apreciación más lenta que en los últimos dos años. Ahí es donde obtengo mi objetivo de apreciación del 5%", confirmó.

Sin embargo, Gibbs advierte que un repunte en Europa podría afectar las valoraciones del índice estadounidense. "En este momento, estamos en a unos PERes a futuro bastante elevados… Muy por encima de la media de los últimos años”. "Esa prima ... podría desaparecer si vemos una gran recogida de beneficios dentro de Europa y si vemos que los activos van de acciones estadounidenses de gran capitalización a Europa”, terminó.