A mitad de septiembre Twitter lanzó un tuit donde anunciaba su salida en bolsa, sin desvelar fechas, ni las circunstancias de esta oferta ante el regulador bursátil de EEUU. 

Se estima que el valor de esta empresa ronda los 10.000 millones de dólares, lo que supone unos 7.575 millones de euros. No obstante, esta estimación podría estar sobrevalorada como le pasó a Facebook que a consecuencia de unas estimaciones exageradas se desplomó en sus primeros pasos cotizando y que después de 16 meses ha recuperado lo perdido.

Según el diario Wall Street Journal, la red social Twitter iniciará su andadura en la renta variable americana de la mano de las entidades JP Morgan, Morgan Stanley que se sumarían a Goldman Sachs, que hasta finales de septiembre era el único que trabajaba en la oferta pública de venta (OPV).

De manera generalizada, la Comisión de Bolsa y Valores, encargado de la supervisión de la salida al parqué americano, se toma 2 meses y medio para aprobar la publicación de anuncios. Por ello, las informaciones apuntan a que la salida se produciría a finales de noviembre de este año, si ese es el objetivo y de acuerdo a ley americana, los folletos sobre la salida en bolsa deberían estar al alcance del público 21 días antes.

Las dudas sobre la red de 140 caracteres se basan en su sistema de ingresos ya que ningún usuario paga por el servicio obtenido. No obstante, mediante un sistema de colocación publicitaria en el Trending Topic (lo más comentado de una región) constituye su experimento de ingreso que en 2012 le propició entradas de 265 millones de euros y en 2013 podrían alcanzar los 441 millones de euros según las estimaciones de eMarketeer.

Las condiciones de la JOBS Act, ley aprobada en 2012 que permite a empresas cuyos ingresos sean inferiores a los mil millones no publicar los detalles de la salida en bolsa hasta 3 semanas antes del iniciar la maniobra, será el punto de apoyo de Twitter para lanzarse al mercado.

Ante este escenario… ¿Cómo valoráis la situación actual de Twitter?, ¿Las dudas sobre sus ingresos pueden hacer mella en su cotización?, ¿Creeís que la sobrevalorarán al igual que Facebook?

Estas son las cuestiones y en vuestra mano quedan las resoluciones