"Podríamos aprovechar la caída indiscriminada que ha habido en estos días para retomar algún valor que ha caído en los últimos días, como Mapfre", reconoce Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.
El entorno general de los mercados es positivo, básicamente porque Estados unidos ha entrado den un crecimiento sostenible. No tenemos grandes referencias inmediatas de cosas que pueden suceder salvo que en la periferia el tema de la crisis se vuelve a calmar. La clave estaría en ver cuándo tenemos indicios de reactivación de la economía.
Repsol. Es un momento de incertidumbre lo que significa que todavía puede tener volatilidad pero es una buena oportunidad para invertir ahora precisamente por eso, ha caído mucho en los dos últimos meses por el tema de Argentina y por la debilidad del mercado de refino. Es de las grandes compañías la que menos problemas tiene con la crisis de deuda y es ahora una buena oportunidad para invertir con un horizonte de inversión de medio-largo plazo.
Telefónica. Si hablamos de corto plazo, el stop debería estar en los 11.50 euros. Por arriba, de momento el objetivo lo tiene en 13.50 euros. Estamos viendo movimientos muy laterales en el Ibex y en los valores directores y es posible que siga atascado en ese rango de 12-13.50 euros.

Meliá. Es una compañía que tiene una parte importante de su negocio fuera de España y dentro de nuestro país también depende mucho del turismo, tiene mejores expectativas que los negocios puramente domésticos. El problema que tiene es que stá en un proceso de desinversiones y eso limita su capacidad de crecimiento. Dentro de que en nuestro mercado no tenemos mucha visibilidad sobre cómo pueden evolucionar las compañías, es posible encontrar un comportamiento razonable en el valor en los próximos meses.

Sniace. Plantearse invertir en una compañía como esta hay que hacerlo con algún argumento. Tiene dificultades y con el ciclo económico como lo tenemos no me harían elegir este valor. Si el argumento es de tipo técnico, si vuelve a perder el mínimo de ayer en 0.34 euros, lo vendería porque el riesgo es muy alto.

Las aerolíneas es una inversión complicada, depende mucho del ciclo económico y hay que acertar a invertir en el momento adecuado. Creo que ahora estamos en un momento razonablemente bueno para invertir en aerolíneas porque cayeron mucho y ahora estamos recuperando. Cíclicamente sería un buen momento. A la hora de elegir compañías vemos un cambio hacia compañías de largo recorrido.

Pescanova. No lo calificaría de valor tranquilo y defensivo aunque es cierto que el negocio es relativamente menos cíclico que otros. .La compañía va bien, tiene expectativas de seguir creciendo en los próximos años y vemos que puede tener un crecimiento tranquilo en los próximos años. Los problemas que puede tener con cierto nivel de endeudamiento es verse afectado por los problemas de la deuda. No es un valor de dividendo,

Faes Farma. Parece una buena compañía, no tiene problemas de deuda pero su problema es la presión que ha habido sobre los precios para reducir el déficit y es lo que ha hecho que todas las farmas cayeran lo que se une a que desde 2002 a 2007 la compañía tuvo una subida exagerada. Creo que debería estar ahora en su suelo, no creo que vayamos a ver mayor deterioro, y simplemente hay que tener un poco de paciencia.

Acciona es una compañía básicamente de renovables y como todo el sector está sufriendo por el parón de las energías renovables y retirada de subvenciones. Con los parques que tiene instalados ya justifica su valoración. En este sentido, no veo motivos para seguir cayendo indefinidamente. Está bastante infravalorada y en principio la mantendría.

Ferrovial. No creo que haya ninguna razón concreta que justifique la caída de hoy, es posible que sea a nivel técnico. No hay ningún cambio significativo, no le afectan las medidas del gobierno porque su negocio está fuera de España por lo que puede ser una buena razón para comprar.

Amper. El valor como compañía más o menos pequeña, industrial en el sector de telecomunicaciones tiene su riesgo y volatilidad. Está creciendo en Brasil básciamente, ha mejorado sus resultados y en principio no me plantearía comprar ahora a no ser que se piense en el medio-largo plazo.

Podríamos aprovechar la caída indiscriminada que ha habido en estos días para retomar algún valor que ha caído en los últimos días, Mapfre. Es una compañía que aunque tiene negocio en España, está creciendo bastante fuera de nuestras fronteras y tiene buenas expectativas para los próximos años.

Declaraciones a Radio Intereconomia