El cierre mensual de enero deja una pauta peligrosa, marcando resistencia en 50,5 euros, representando el obstáculo intermedio más importante por debajo de los máximos históricos en 58 euros.
 
 
Dicha pauta pone de manifiesto la imposibilidad del valor de cerrar el hueco bajista abierto en julio del año pasado en 51,4 euros. Llama la atención cómo el consenso más positivo fija precios objetivo en 54 euros, por debajo de los máximos históricos. Parece que el valor, a diferencia de los últimos años, presenta varios impedimentos por arriba.

Recomendación: VENDER REBOTES (medio plazo)