Para el año que viene recomendamos la inversión en Europa, que esperamos que se comporte mejor, y en ese caso apostaríamos por sectores que podrían tener un componente positivo como el de telecos, incluido Telefónica. Además del sector financiero Santander podría estar dentro de nuestras apuestas junto con ABN Amro, Deutsche Bank o Comerce Bank que podrían tener algún movimiento corporativo y podrían ser positivos.
Este año hay que destacar las operaciones corporativas ya que ha sido el año de las compras y, aparte de la buena marcha de los resultados empresariales, la actividad corporativa ha sido el elemento diferenciador. Parece que este año terminaremos en positivo, ayer Wall Street inició el famoso ‘rally de fin de año’ y Europa le está siguiendo, con mucho mejor tono que en España. Por lo que parece, si no hay malos datos el viernes, tendremos una sesión complicada pero ‘en verde’.