La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) defendió hoy que el ahorro que obtendrán los grupos de distribución con la eliminación de las bolsas de plástico de sus establecimientos "debería trasladarse al consumidor" con una rebaja de precios.