Las bolsas de todo el mundo han seguido bajando una nueva sesión más y el selectivo español vuelve a colocarse como uno de los peores de toda Europa. La razón, de nuevo, hay que buscarla en la alta ponderación del sector bancario en nuestro país. El Ibex se sitúa en niveles de julio de 2013, en 7.927 puntos.
 
Tan solo 5 valores del índice han terminado en positivo. La principal subida ha sido para Gamesa, con avances del 5,55%, después de rumorearse que Siemens podría lanzar hoy mismo una OPA por la compañía. ¿Qué le pasa a Gamesa?

El segundo valor que mejor se comporta es FCC, tras apuntarse un 4,57% después de que la CNMV haya aprobado la ampliación de capital por un importe de 709,5 millones de euros.

Las mayores caídas, por el contrario, han sido para ArcelorMittal, que se ha apuntado descensos del 10,39% y para Sacyr, que ha caído un 5,88%.

Entre las grandes, Santander se ha dejado un 3,87%, BBVA ha cedido un 4,67% y Telefónica ha retrocedido un 5,30%.

Pero, ¿qué le pasa a las bolsas? Los expertos consideran que los participantes del mercado están anticipando una recesión de la economía global y el colapso de sectores como el de la energía y el financiero, sobre todo en Europa. Precisamente el consejero delegado de Deustche Bank ha tenido que desmentir hoy los rumores que insinuaban que la entidad alemana era incapaz de hacer frente a los cupones de algunas emisiones de bonos. El directivo no solo ha dicho que su firma puede hacer frente a estos pagos, sino que además es tan sólido como una roca.

En los últimos días se ha extendido la creencia entre los inversores de que los bancos europeos van a tener muy difícil mejorar su negocio, por la presión en los márgenes que supone la política de tipos cero. Como explica Cárpatos en su sección, “en Europa aumentan las apuestas a que el Banco Central Europeo extiende el programa cuantitativo hasta 2017 y que la tasa de depósitos caerá hasta el -0,7%, por lo que hay un ambiente de presión sobre los márgenes del sector bancario que está haciendo que sea uno de los peores del día”.

Por lo tanto, es de esperar que las bolsas estén muy pendientes a partir de mañana de la comparecencia de Janet Yellen, la presidenta de la Reserva Federal (FED) estadounidense ante el Congreso. La mayor parte de los expertos prevén que de alguna pista sobre la política de normalización monetaria y si mantiene sus planes de seguir subiendo los tipos de interés a lo largo de este año. Sin embargo la decisión no va a ser fácil porque en estas circunstancias los mercados podrían tomarse igual de mal que continúe con las subidas, como que decida paralizarlas o revertirlas.

En este sentido, el director de renta variable europea de Fidelity, Paras Anand, decía en una nota a los inversores que “existe el riesgo de que los bancos centrales estén transmitiendo un mensaje erróneo acerca de la fortaleza fundamental de la economía subyacente y, en consecuencia, creando una falsa sensación de inseguridad.

El experto cree que “los mercados están sufriendo turbulencias por la hipótesis de que existe una relación lineal entre la relajación de la política monetaria y la actividad económica, y el temor a que una confianza frágil pueda dar lugar a un desplome de la velocidad del dinero. Los bancos centrales harían bien en reconsiderar si “ganar” la batalla contra la inflación es deseable o necesario y, en cambio, considerar otras vías para fomentar una sensación de confianza en la economía mundial que, si bien no deja de tener problemas, conlleva un riesgo sistémico mucho menor que el que presentaba inmediatamente después de la crisis financiera”, apunta el analista.

Por si fuera poco, a toda esta amalgama de despropósitos se añaden nuevas malas noticias para el petróleo, después de que la Agencia Internacional de la Energía haya alertado hoy de que la sobreoferta de petróleo podría aumentar este año gracias a la entrada de más producción de países como Irán o Iraq y a cierta caída de la demanda.
 
¿Qué podemos esperar para el Ibex?
 
Según Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión, “el impulso a la baja que comenzó en 8.615 se acelera y el Ibex 35 consolida por debajo del anterior mínimo situado el 20 de enero de este añoen 8.206 y de la banda inferior del canal bajista de medio plazo trazado en el gráfico. El momento negativo es acusado y la volatilidad a corto / medio plazo se encuentra disparada: el rango medio de variación diaria supera los 3,25 puntos porcentuales y queda sin referencia hasta la zona de 3,50 / 3,75% que se alcanzó en el mínimo de ciclo alcanzado en junio de 2012 cuando se contemplaba el rescate a España”.
 
Wall Street lo está haciendo mejor y sube ligeramente en estos momentos. En cuanto a la bolsa americana, el director de análisis de Estrategias de inversión opina que, “llegados a este punto, aunque consideramos que la corrección actual puede poner a prueba la directriz alcista de largo plazo, pensamos que la tendencia alcista primaria aguantará. A las razones técnicas que invitan a pensar que la directriz aguantará  tenemos que añadir que desde un punto de vista fundamental encontramos que el ciclo económico continúa siendo expansivo y que el deterioro en las cuentas empresariales no es amplio, se encuentra focalizado en los sectores de energía y materias primas”
 
¿Hasta dónde podríamos llegar? En opinión de JoséAntonio González, analista de Estrategias de Inversión, en este entorno en el que los alcistas han desaparecido se puede pensar en un escenario bajista de continuación con objetivo hasta los 7.500 puntos.
 
Afortunadamente a esta rendición de los mercados no se suma China, que permanecerá cerrada toda la semana por la celebración del Año Nuevo Chino.
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Los mínimos de 2013 para frenar el desplome
El Ibex35 sigue su desplome, pierde los 8.000, y fija la vista en los 7.500 puntos
Confiamos en la directriz alcista de largo plazo