Wall Street espera la reunión de esta tarde de la Reserva Federal con recortes y eso a pesar de la inyección de liquidez que la autoridad monetaria ha acometido hoy de 50.000 millones de dólares. El parqué neoyorquino sufre las réplicas del terremoto financiero de ayer con la quiebra de Lehman Brothers y hoy es Goldman Sachs quien hizo públicas sus cuentas y anunció un recorte de 70% en sus beneficios en relación al mismo periodo del mes anterior. En opinión de Juan Carlos Castillo Montero, Director de análisis de Capital Bolsa “no han sido unas cuentas malas”, de hecho “han estado por encima de las previsiones en beneficio por acción y un poco por debajo en relación a los ingresos”. Por lo tanto según este experto “podríamos interpretar que no son malas”.
El mercado espera ahora a la reunión de la FED de esta tarde y a un posible recorte de los tipos de interés como medida de urgencia, para Castillo Montero “el mercado descuenta con los futuros un 80% de probabilidad de que se recorten los tipos en 50 puntos básicos”. Sin embargo “no será una medida suficiente” explica el experto, “dará confianza a los mercados y algo de liquidez pero el problema no se soluciona con un recorte de tipos”. La Reserva Federal toma un papel activo ante el terremoto financiero, inyectó este martes 50.000 millones de liquidez y “anima” a los bancos a acudir al rescate de la primera aseguradora del mundo AIG que pasa por su momento más delicado. Castillo Montero recuerda que “según el Presidente de la Fed de Nueva York tiene un plazo de 24 horas para salvarse, hay comentarios sobre que necesita un crédito puente”. Para el experto “la repercusión de una caída de AIG sería tan importante para el sistema financiero mundial que nos parece difícil que la propia FED la deje caer”. “Sería un problema sistémico y la mayoría de bancos tienen bonos asegurados por esta compañía" por lo que "aunque la propia FED haya dicho que no rescatará más que a Freddie Mac y Fannie Mae, tendrá que salir a salvarla”. Para el analista, “la única solución a corto plazo es que acudan al rescate”. Por otro lado “los organismos, los bancos centrales y los gobiernos son conscientes de la gravedad de la situación económica –apunta el director de análisis- y siendo conscientes podrán dar solución a los problemas”. De modo que lo más previsible será que “rescaten a AIG, que la FED baje tipos y que más adelante también lo haga el BCE”. El papel de las autoridades ahora, según Castillo Montero es “dar un apoyo económico al mercado monetario, pueden hacer acciones puntuales pero no pueden ir mucho más allá porque es el sistema financiero quien tiene que drenarse”. “Un tercio de los bancos van a desaparecer y no por quiebra sino porque va a haber operaciones de consolidación” y es que –para este experto- “ahora los márgenes operativos en el sector no dan para tal número de bancos”. “Es el propio sector quien tiene que consolidarse”, resume el analista. A la hora de invertir en renta variable americana, Castillo Montero mantiene que “si se dan las circunstancias antes comentadas veremos un importante rebote en el mercado”. Para ello tendríamos que ver “el rescate de AIG, el recorte de tipos, más calma en los mercados” lo que nos llevaría a “un importante rebote que podría llegar al 10% pero sólo sería un rebote para volver a una dinámica bajista no tan fuerte como ahora pero sí veríamos caídas después”