Telefónica es un valor que nos gusta porque ofrece mucha visibilidad de largo plazo. Mezcla el crecimiento con la rentabilidad y el hecho de que hay sido revisado al alza por muchas casas de análisis, hace que sea un valor a destacar.
Tenemos mucha liquidez en los mercados favorecido por unos tipos de interés bajos, inversiones alternativas que no ofrecen mucha visibilidad y operaciones corporativas con entrada de dinero en fondos de capital riesgo. Es una tendencia que podría continuar en 2007.