La bolsa norteamericana abrió la sesión en positivo con la atención de los inversores centrada en el crudo que, en esta jornada, ha superado, por primera vez en la historia, los 130 dólares el barril West Texas. Para Jose Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup en España no hay, ni mucho menos que obviar “el riesgo de inflación, después de que ayer se conocieran los precios industriales, sobre todo el incremento del componente subyacente, que generaba bastante miedo en lo que respecta al margen que le queda a la Fed para seguir recortando tipos, e incluso el riesgo de que tenga que acelerar una subida de los mismos”. En opinión del experto, eso pesó ayer con fuerza a la baja en el mercado que, de nuevo “tuvo al sector financiero como principal foco de debilidad”, añade. El analista explica que “conjuntamente hemos visto cómo el oro rompe resistencias, el crudo escala posiciones y, el dólar se debilita”. A ello añade que “además, se han conocido datos en Alemania que han sido, como la encuesta IFo, positiva y, que debería haber tenido su reflejo en el mercado pero, de alguna forma genera más tensiones en el sentido de que el margen de maniobra de los bancos centrales, en este caso del BCE, también es limitado”. Y todo ello –continúa- “con las bolsas en niveles técnicos de resistencia muy importantes”, recalca.
Petróleo En cuanto a la escalada alcista del petróleo, el experto considera que hay una relación malsana entre las bolsas y el crudo. A su juicio, “en las primeras, se vislumbra o se descuenta, más tarde o más temprano, un escenario positivo a medio plazo o, en el que se sugiere que, al menos, lo peor ha pasado y, la recuperación económica va a ser un hecho”. Y el segundo –añade- “es decir, el crudo, también se está aprovechando de ese escenario”. Jose Luis Martínez Campuzano cree que esa relación es malsana “porque no tiene ningún sentido que el crudo continúe escalando posiciones, está demasiado alto para el escenario económico”. Y aunque cree que este precio no se va a mantener en el tiempo, “hoy por hoy, lamentablemente, la demanda detrás del crudo es casi estructural”, indica. Considera que, “a corto plazo estaríamos ya pensando en niveles de 135-140 dólares”. Resultados empresariales En términos generales, el analista cree que “el escenario económico al que nos enfrentamos es complejo y, en él, es inevitable que la crisis financiera tenga su impacto en la economía”. Considera que los bancos no están, en estos momentos, en condiciones adecuadas para mantener un flujo normal de crédito y, que los mercados de crédito, han recuperado liquidez, pero tampoco es una situación que se pueda calificar como normal. El estratega jefe de Citigroup en España señala que nos enfrentamos a un crecimiento débil que las empresas lo van a ir valorando y, en este sentido, -añade- “los resultados que hemos conocido en este primer trimestre han sido un poquito mejores de lo esperado, pero no deben extrapolarse y, los próximos van a ir reflejando poco a poco ese escenario de debilidad, aunque obviamente siempre hay excepciones”. Recalca además que “deberíamos descontar de las expectativas de crecimiento de beneficios que maneja el mercado un porcentaje que puede llegar a ser del 20% en el caso del S&P500”. Con este escenario, no cree que “éste sea un momento adecuado para tomar mayor riesgo en el mercado”. Apuestas Martínez Campuzano apuesta por: el sector tecnológico –que sigue viendo fuerte a muy corto plazo- y el sector de telecomunicaciones. También por el crudo y, las materias primas.