En EEUU, “creo que los datos macro, el entorno general no es propicio y la inflación tampoco sugiere que la FED tenga que acelerar el programa de subida”.  El hecho de que se pueda demorar la subida hace se pueda ayudar a la estabilización y cierta recuperación de los mercados. Quizás las ventas al por menor ayuden.


Las expectativas para la bolsa siguen siendo favorables. Hemos recuperado niveles
pre-Brexit y es normal esperar una cierta corrección. Los valores con un componente cíclico importante siguen siendo una buena apuesta pero  después del recorrido las últimas jornadas y no sorprenderá una corrección.

El bono alemán a diez años ha vuelto a terreno positivo. Seguimos viendo tipos en los entornos de cero, la prima de riesgo gracias a estos niveles tan bajos de tipos de interés, está ayudando.

Declaraciones a Radio intereconomia