La caída no ha sido causada por Donald Trump, el argumento más claro son las subidas que tuvo la  bolsa tras las declaraciones del nuevo presidente de EEUU. “Las caídas de hoy no son importantes, el sesgo bajista del Ibex35 es un 0,7% siendo medios de comunicación y la  banca los más perjudicado pero no tiene sentido echar la culpa a  Trump.
 

A medio plazo seguimos considerando que se dan todos los argumentos a nivel macro para que la bolsa continúe con el sesgo alcista. “De hecho, que la FED sea propensa a subir los tipo de interés es una prueba de ello pues tanto PIB como datos de inflación así lo requieren”, reconoce este experto a Radio Intereconomia.

Los bancos están tocados, especialmente BBVA por su exposición a México y Turquía, ambos países lo están pasando mal y eso le perjudica a la hora de consolidar las cuentas con el tipo de cambio. Lógicamente la cotización se resiente y se está quedando atrás frente a sus competidores, como Santander y Caixabank.

El sector sanitario ha sufrido bastante. No creemos que esto sea consistente a largo plazo pero todo el sector se está resintiendo bastante.

En Repsol no hace falta ver a las casas de inversión apostar por Repsol, solo hace falta echar un vistazo a su cotización y apreciar que su comportamiento frente a competidores es extremadamente bueno. Es una compañía en la que estar posicionado. El techo en 15 euros, no nos atrevemos.