El rebote al que estamos asisitiendo en el mercado "es normal después de la caída que estamos viendo desde el pasado 20 de julio", reconoce Nicolás López, director de análisis de MG Valores.

El rebote vuelve a los mercados de renta variable. Y sin embargo, realmente no ha ocurrido nada “pues quizás la caída desde el 20 de julio está siendo tan violenta e intensa que es normal que en cualquier momento haya un rebote”, reconoce Nicolás López, director de análisis de MG Valores. En declaraciones a Radio Intereconomía esta experto admite que es más difícil pensar en otra caída de las características que hemos visto “pues antes de que esto suceda el mercado hará un suelo, habrá rebotes que no fructifiquen para volver a ver nuevas caídas pero no me extrañaría que en los niveles en los que estamos iniciáramos un suelo”.

Todo ello en una jornada en la que hay reunión de la FED. López recomienda cautela con los que estén vendidos porque quizás “hay posibles anuncios que podrían provocar una reacción positiva en los mercados”. Y prosigue advirtiendo que es necesario tomar medidas a nivel global – no sólo por parte de los bancos centrales, sino también de los gobiernos- para establecer la confianza en los mercados. Este experto admite que desde 2007 estamos en una crisis de naturaleza financiera “estamos en un proceso de desapalancamiento del sector privado y, en este entorno, es necesario apoyar a la economía con medidas como han sido los planes de estímulo en EEUU o los que parece que se tomarán en Europa”.

Y en medio están las declaraciones del BCE admiendo que está en los mercados de deuda y lo seguirá estando. López admite que “en la medida en que la entidad transmita el mensaje de que esta política se mantendrá de forma indefinida, el diferencial se relajará hasta el nivel que el BCE quiera”. Ahora bien, para que eso sea así “tiene que haber un respaldo político porque ese proceso implica que el BCE asume riesgos y sino, no irá lejos”.

Pero ¿hay riesgo de una nueva posible recesión? “Contemplo pocas posibilidades de caer en otra recesión. Una cosa es que puntualmente haya un trimestre de PIB negativo y otra es una recesión en toda regla”. Este experto cree que “salvo que los políticos lo hagan muy mal, las posibilidades de caer nuevamente en recesión son muy pocas”.