La bolsa norteamericana continúa registrando ganancias después de la publicación de dos datos de peso: el índice de confianza del consumidor en EE UU, que bajó desde los 62,3 puntos de abril a 57,2 puntos en mayo -bastante por debajo de las previsiones- y, las ventas de viviendas unifamiliares, que se incrementaron un 3,3% en abril -frente a una caída del 11% en marzo-. A juicio de Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa “se están conociendo datos puntuales y, noticias corporativas puntuales que están haciendo subir los índices pero, no descartamos que los datos que se están publicando puedan hacer que retrocedan en las próximas horas”. En cuanto al petróleo, el analista cree que “va a haber un déficit importante en los próximos años, entre lo que es la producción y la demanda de crudo y, eso, evidentemente, va a hacer subir y equilibrar los precios del petróleo por encima de los actuales”. Además considera que “el problema más importante reside en cómo esas subidas del precio va a afectar a los datos generales de la inflación y, por consiguiente, a los costes de producción empresariales y, al consumo americano”. El experto explica que las previsiones no son positivas, "pero tenemos que verlas reflejadas para analizar sus consecuencias”.
El experto no descarta que, a lo largo de la sesión, se deje sentir también en Wall Street, el recorte de recomendaciones que ya pasa factura a bancos de inversión y firmas hipotecarias -Bank of America y Sanford C. Bernstein han rebajado la estimación de beneficios para el segundo trimestre de Lehman Brothers, Morgan Stanley y Goldman Sachs por los temores a que los bancos de inversión anuncien mayores depreciaciones de activos-. El director de análisis de capital Bolsa considera que “el problema reside en cuándo se pararán los descensos del sector inmobiliario en EE.UU”. Y considera que si siguen reduciéndose los precios como se espera -hay diversas previsiones, se habla de caídas adicionales de entre un 10% hasta un 20%- evidentemente, habrá nuevas amortizaciones en las cuentas de estas grandes entidades”. Esas amortizaciones –añade- “van a provocar una reducción y unas pérdidas en sus cuentas de resultados y, de ahí vienen esas nuevas estimaciones de beneficios, en algunos casos de pérdidas, que se volverán a evaluar según evolucionen los precios del crudo”, recalca. Apuestas Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa no invertiría en aquellos valores que tienen correlación directa con los mercados. Cree que “hay sectores específicos que empiezan a tener cierto atractivo”. Y se refiere a compañías que no son demasiado conocidas, “las smallcaps en el sector aeroespacial, alguna del sector financiero e industriales que tengan una proyección de crecimiento internacional”, subraya. Y –concluye- algunas minoristas relacionadas con el sector inmobiliario “pueden ser una apuesta interesante dentro de dos a tres meses”.