Azote de las bolsas periféricas, Mario Draghi ha supuesto tal decepción al mercado que ha provocado caídas del 3,12% para el Ibex 35, hasta un 3,5% ha llegado a caer Milán y así, suma y sigue. Los bancos son los principales perjudicados y, entre ellos, BBVA y el Banco Santander. El par euro/dólar permanece sin movimiento, en el nivel de 1.26.
 
¡Y nos lo queríamos perder! El mercado ya suponía que había dos reacciones posibles ante las declaraciones de este jueves del presidente del BCE, Mario Draghi, y se ha cumplido una de ellas. El organismo comunitario ha decepcionado a los inversores por la falta de datos -que no de medidas que ya se conocían- respecto a los programas ABS y CBPP que contemplan la compra de deuda privada de las empresas de la eurozona por un periodo de dos años. Más allá de eso se conoce que Draghi quiere volver a un balance similar del año 2012 y contempla un universo estimado de un billón de euros a gastar...que no quiere decir que tenga intención alguna de alcanzar esta cifra y tampoco se sabe cuánto irá destinado a cada partida. 

A última hora de la tarde, por cierto, ha venido el FMI con las rebajas... Pone en duda las previsiones de crecimiento de la economía mundial. El remate, como dice José Luis Cárpatos, analista independiente y colaborador de Estrategias de inversión. 

COTIZACIÓN IBEX 35



Saltan todos los stops
La reacción en cadena de las bolsas ha sido la de abultadas ventas, que se han sucedido con un repunte de los diferenciales en el mercado de deuda, caída del VIX y del mercado estadounidense, que viene a completar un desplome sin precedentes del crudo que ha llevado al West Texas a su nivel mínimo de los últimos 17 meses. 

Las bolsas periféricas han sido las más perjudicadas tras la reunión del BCE con caídas importantísimas para Milán que cede un 3,6%; pérdidas del 2,9% para la bolsa portuguesa y otro 2,4% para el CAC 40 parisino, país al que Draghi ha dado varios toques que no han gustado demasiado. "Es momento ahora de implementar las reformas", ha dicho en varias ocasiones el presidente del BCE.

El Ibex 35 se desploma, por su parte, hasta un 3,12% que le ha llevado a jugarse la cota de los 10.400 puntos. Finalmente cierra en la parte baja de la sesión en 10.418 enteros. No es de extrañar considerando que se trata del índice más bancarizado de la eurozona. Aquí el más perjudicado ha sido el Banco Popular con un recorte del 5,89%, una caída que han venido a redondear los dos grandes como son Banco Santander, a la baja un 3,92%, y BBVA, otro 3,6%. Otros grandes valores como Telefónica retroceden otro 2,62%, mientras que Repsol se deja un 2,7%. 

No obstante, la decepción del BCE ha venido a rematar una situación crítica para Abengoa B que prolonga ya dos sesiones consecutivas después de que anunciara una refinanciación de su deuda. El desplome ha sido tremendo, de hasta el 8,76% que le lleva a un nivel de 3,69 euros por acción. Gamesa le acompaña en el via crucis con una caída del 6,11%. 

¿Cosas llamativas? Jazztel ni se mueve. Es junto a BME el valorq ue menos cae del selectivo y es que nadie quiere mover ficha ante la situación de OPA pendiente por parte de Orange. 

Las palabras del BCE se han hecho sentir asimismo dentro del mercado de deuda. El bono español a diez años repunta hasta una rentabilidad exigida del 2,116%. La prima de riesgo española se coloca en el nivel de 120 puntos básicos. 

“Apúntate a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil”