La valoración del Índice SP500 nos lleva a la observación del segundo día de gran indecisión en el techo de 1512. Hemos punteado el máximo y , posteriormente, caímos sin poder demostrar la fuerza necesaria para mantenernos o progresar. Al menos en la sesión de ayer tarde.