El Ibex 35 ha cerrado en negativo cayendo un 1,18% hasta quedarse en los 10.866 puntos y, es que, “mientras esté por debajo de 11.200 puntos, habría que tener la vista puesta en posiciones cortas con un primer objetivo en 10.500 puntos y sin descartar que podamos tantear los 10.000 puntos, que fue una resistencia muy importante entre 2007 y 2008”, dice Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse.

Además, el experto señala que “tenemos menos fuerza que otros indicadores” pero hay que tener en cuenta que, “casi todos los selectivos han desarrollado dos impulsos alcistas simétricos y, que se superen las resistencias, podría ser una señal falsa si tenemos en cuenta los indicadores de sentimiento de mercado que señalan una actitud de extremismo alcista, lo que es un aviso de que podrían acercarse las bajadas”.

Consultorio de bolsa en Gestiona Radio.