Matrovacesa es un valor por el que no apostamos con fuerza: para las grandes carteras está relativamente ajustado. No obstante, a pequeña escala y a corto es un valor a tener en cuenta ya que está en movimiento y puede generar premio para los inversores.
Un mejor comportamiento de los mercados augura el cierre de ayer del selectivo norteamericano, con un Standard&Poors protagonizando un representativo rebote intradía que incita a recuperar el optimismo con objetivo en los 1.300. Este buen tono viene motivado por las intervenciones de varios miembros de la FED hablando de una economía robusta en EEUU a pesar de la debilidad del mercado inmobiliario, la buena pauta de la confianza del consumidor y el desarrollo favorable de la inversión. El impacto en la prima de riesgo de estos parámetros, a los que se suma un precio del crudo a la baja, se constituyen como argumentos suficientes para anticipar buenas perspectivas en renta variable de cara a fin de año.