Sin quererlo pero como viendo siendo habitual en estos casos, Merlin Properties se estrena en el Ibex35 en una de sus peores jornadas. La Socimi descuenta un 4,59% y cotiza en los 11,42 euros, aunque todavía supera el 40% de revalorización en lo que va de año.
 
 
Por capitalización y por volumen de negociación, el Comité Asesor Técnico del Ibex decidió la inclusión de Merlin Properties en el Ibex35 en sustitución de Abengoa. Hoy ha llegado el día en que comienza a cotizar en el selectivo la primera Socimi y no lo hace con muy buen tono. Se deja más del 4% y cotiza en los 11,42 euros. Una penalización nimia si se piensa en la revalorización de más del 49% que acumula la inmobiliaria en lo que llevamos de año.

Con un año y medio de historia – se estreno en el parqué en julio de 2014, la compañía ha alcanzado en este mismo mes de diciembre su máximo histórico – en los 12,125 euros por título – y ha incrementado su capitalización en más de dos veces.  Y ¿qué supone esta inclusión para la compañía? Tal y como explicaba su director, Fernando Ramírez, en Estrategias de inversión “aportará más liquidez y visibilidad, que es  bueno para todos los accionistas, y además es la guinda a todo el proceso de frenética actividad que hemos tenido durante estos últimos meses”.


Pues bien, como viene siendo  habitual, la entrada de valores en el selectivo suele ser peor que cuando entran en el continuo. Aunque, dicen los expertos, esto suele ser un movimiento de corto plazo.
 
La situación técnica de Merlin Properties presenta un valor en subida libre y encajado en un canal alcista y, sólo si se apoya en la base del canal, volvería a dar señal de compra para trading, dicen los expertos. Los indicadores técnicos sobre el valor le dejan con una de las puntuaciones más altas del selectivo y con la volatilidad de largo plazo creciente como única variable que podría hacerle titubear.