Merlin Properties inicia 2017 en fase de rebote, según los Indicadores Técnicos de Estrategias de Inversión. Desde un punto de vista corporativo, la compañía lo hace deshaciéndose de activos no estratégicos con el objetivo de reducir su deuda.
 
En concreto, ha vendido su cartera de 129 hoteles a Fonciére de Regions por 535 millones de euros, según ha comunicado a la CNMV. Entre estos establecimientos se encuentran, entre otros el Hotel Barceló o el NH Collection en Madrid. La sociedad ya había catalogado esta cartera como no estratégica, con lo que la operación no es ninguna sorpresa. Los fondos captados irán fundamentalmente a reducir apalancamiento.

En estos momentos, la deuda de Merlin Properties es de 3.115 millones de euros sobre unos activos valorados a finales del tercer trimestre en unos 6.000 millones de euros.

El año pasado, las acciones de la sociedad terminaron con una caída de algo más de un 9% y los Indicadores Técnicos de Estrategias de Inversión no auguran, por el momento, una recuperación en bolsa. En concreto, este conjunto de ratios sitúa a la compañía en plena fase de rebote, al otorgarle una puntuación de 3,5 en una escala que va del cero al diez.  Entre lo que dejan ver estos indicadores es una tendencia alcista a medio plazo, aunque bajista en el largo.

El consenso de Facset señala que de los analistas que siguen el valor, siete apuestan por comprar las acciones de la compañía y uno opta por mantenerlas. Ni uno solo aconseja deshacerse de ellas.
Estos expertos, además, sitúan el precio medio de la compañía en 12 euros por acción, lo que otorgaría a las acciones de Merlin Properties un potencial de revalorización de algo más ee un 15% desde los niveles actuales.

Merlin Properties

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Merlin Properties vende a Fonciére des Regions su cartera hotelera por 535 millones de euros